16 / septiembre / 2021 | 02:42 hrs.

Con tarjeta de débito y hasta la puerta de la casa, así es el apoyo económico por el Covid-19

Gobierno capitalino repartirá 4 mil pesos a las personas más afectados por la pandemia

Con tarjeta de débito y hasta la puerta de la casa, así es el apoyo económico por el Covid-19
Foto: Demian Chávez
Nuestras Historias 18/05/2020 09:24 Montserrat Márquez Actualizada 09:25

Comprar alimentos, pagar servicios, aportar para las necesidades básicas del hogar, es el uso que darán algunos beneficiarios a los 4 mil pesos del apoyo directo otorgados por el gobierno municipal de Querétaro durante la contingencia sanitaria por el Covid-19.

Habitates de las colonias La Piedad, Esperanza Pérez Prado, Gabriel Campusano Sánchez, Diana Ocampo y J. Guadalupe Romero Rivera forman parte de los 15 mil queretanos que van a recibir ese recurso.

Doña Esperanza, con 76 años de edad, dejó de vender tamales en el puesto de periódico cercano a la iglesia de su colonia, porque perdió la vista de un ojo, su operación estaba programada, pero se suspendió debido al inicio de la contingencia sanitaria.

Con los 4 mil pesos que recibirá, dijo, podrá comprar vivieres y los hará rendir, ya que no tiene otra fuente de ingreso y sus hijos tampoco la están pasando bien económicamente.

“Los voy a usar para mantenerme, tiene días que no vendo tamales porque me caí y ando mal de un ojo, me iban a operar en el hospital y pasó esto y ya no; todos están pasando por un momentodifícil; este dinero me va ayudar para mi alimento; de los seis hijos que tengo ninguno tiene dinero”, expresó en el marco de la puerta de su casa.

Extraña vender tamales y asegura que si queda bien de su ojo después de la operación volverá a vender tamales de queso y carne, porque la gente ya la ubica y vendía bien.

Gabriel Campusano Sánchez tiene 53 años, es taxista, y por el momento no ha salido a trabajar porque se dio cuenta que es más lo que invierte que lo que gana, debido a que mucha gente sí se ha quedado en sus casas o no circula igual que antes.

“Es el único ingreso que se tiene, llevo mes y medio sin trabajar, he salido a ratos, hay veces que es mediodía y llevo dos pasajes y no tiene caso gastar más combustible (...). Tengo un hijo que estudia ingeniería y también lo ayudamos en lo que se puede”..

Para tratar de obtener un ingreso extra han instalado en la cochera de su casa un puesto de antojitos que son consumidos, en su mayoría, por los mismos vecinos, con eso puede salvar la semana.

Señala que los 4 mil pesos los usará para pagar deudas atrasadas, las que, dijo, no se las han suspendido. “Este lunes me voy a salir para ver qué tal está, ya he visto que empieza a salir más la gente”, agregó.

Comercio, el más golpeado

Diana Ocampo tiene 51 años, ella es comerciante, tiene su local de ropa a un costado de su casa, que ha estado cerrado porque ella se considera responsable y sabe que no es un producto esencial.

“Ahorita está cerrado y no se puede abrir; pues mejor siento que si nos aguantamos un poquito en la casa y hacemos todo lo que se nos recomienda pues se va a terminar más rápido esto, y se va a reactivar la economía, está cerrado desde marzo”, señala mientras voltea a ver la cortina blanca de su local.

Para tener un ingreso extra, Diana Ocampo sigue vendiendo productos por catálogo, aunque con tristeza en la voz reconoció que también han disminuido las ventas porque la gente no sabe por cuánto tiempo más seguirá en esta situación.

Señala que el apoyo que recibirá lo usará para pagar los servicios como agua, luz y comprar despensa para ella y su esposo.

Unas casas más adelante vive Guadalupe Romero Rivera, otro de los ciudadanos que están en el primer bloque de beneficiarios de este programa emergente que lanzó su convocatoria a principios de abril, y se prevé que se concluya la entrega a finales de mayo.

Guadalupe Romero también es conductor de taxi, pero él se va al sitio de la central camionera en donde tarda hasta cuatro horas para salir con un pasaje; cuando anteriormente la espera era de máximo de una hora. “Lo que más alcanzo son 200 o 300 pesos, pues ya es algo, porque afuera no hay nada, sólo gasto gasolina y no saco nada, por eso me voy para allá, a veces toca la suerte de un viajecito más o menos bien”, expresa.

Recuerda que él ha manejado taxi desde que se cobraban 5 pesos, y ya lleva como 30 años; la ventaja es que tiene la concesión mancomunada con su hijo.

El taxista señala que los 4 mil pesos los ocupará para pagar abonos pendientes en una caja, además de hacer pequeñas reparaciones imprevistas al auto.

Menciona que la ventaja es que en su familia hay salud, y por eso el dinero se podrá utilizar para otras cosas, pero es de gran ayuda ya que no tiene otra fuente de ingreso más que lo que salga del taxi.

Continúan los apoyos

De acuerdo con la última información proporcionada por el secretario de Desarrollo Humano y Social, Arturo Torres Gutiérrez, hasta el momento 9 mil 600 solicitudes han sido aprobadas, de las cuales 7 mil 500 ya fueron publicadas en la página del gobierno municipal.

En total han recibido 31 mil 812 solicitudes, de las cuales han revisado 31 mil 192, de donde se han regresado 12 mil trámites para que los ciudadanos hagan las correcciones necesarias; la segunda lista con los otros 7 mil 500 beneficiarios podría ser publicada a finales de esta semana.

Comentarios