“Aquí estamos, siempre apoyando a los Gallos”

Luego de un año de cierre obligatorio, el Corregidora volvió a lucir afición en sus tribunas; el escenario A permitió el acceso al público para alentar a su equipo

“Aquí estamos, siempre apoyando a los Gallos”
Foto: Demian Chávez
Nuestras Historias 26/04/2021 03:45 Alma Gómez Actualizada 08:39

Después de más de un año de no pisar el Estadio Corregidora, los aficionados de los Gallos Blancos volvieron a casa.

En medio de la contingencia sanitaria por Covid-19, e iniciando el Escenario A de Movilidad Modulada en Querétaro, hubo fiesta en el gallinero, pues las autoridades autorizaron que en el partido de futbol Querétaro vs FC Juárez, se permitiera un aforo de 30%, equivalente a 9 mil personas.

Sin embargo, las autoridades reportaron la asistencia de sólo 4 mil 300 personas.

Este es el primer acto público deportivo autorizado para realizarse en el estadio, desde que las actividades multitudinarias se suspendieran para cumplir con las medidas de sanidad.

Como no se veía desde hace más de un año, las áreas de estacionamiento en el estadio se llenaron de automóviles en cuestión de minutos.

Familias completas y grupos de amigos se reunieron en el punto, incluso horas antes de que iniciara el partido; todos luciendo orgullosos las playeras del equipo local, al que no veían pelotear desde hace meses.

“Estamos muy contentos, ya llevamos más de un año sin venir al estadio, la verdad se extrañaba mucho, pero aquí estamos, como siempre apoyando a nuestros Gallos Blancos. Creo que no podremos estar todos juntos, como barra del equipo, será algo distinto pero de cualquier forma estamos contentos de estar aquí otra vez con nuestro equipo”, comenta Alonso Galván, que asiste al partido acompañado de sus amigos.

Desde las 6 de la tarde, varias personas llegaron a las inmediaciones del estadio, estacionaron sus vehículos y sacaron hieleras de las cajuelas, se reunieron para tomar cerveza antes de ingresar al choque de la jornada 16.

Los vendedores ambulantes aprovecharon muy bien la situación, y desde la misma hora instalaron sus puestos de frituras y botanas.

Lo mismo hicieron los vendedores de banderas, bufandas, playeras, gorras y demás artículos de Gallos Blancos; ellos se instalaron desde las 2 de la tarde, pues quieren aprovechar toda venta posible.

Para Héctor Puga Morales, comerciante en el estadio desde hace más de 30 años, volver a trabajar en eventos deportivos es un gran alivio, pues con todas las restricciones sociales, el último año no ha sido fácil para él y su familia.

“Ha sido muy difícil, estamos contentos de volver a trabajar aquí, porque a esto nos hemos dedicado desde siempre, cuando yo era niño vendía aquí con mi papá, y ahora mis hijas hacen lo mismo conmigo, somos una familia de comerciantes que dependemos 100% de las ventas, y si no hay partidos, no hay clientes”, platica.

“Sí vemos menos gente, sabemos que sólo permiten el 30% de las personas; no venderemos igual que antes, pero aún así esto es importante para nosotros, al menos podemos volver a trabajar”, dice con alivio.

Desde que inició la contingencia sanitaria por Covid-19 en Querétaro, Héctor ya no pudo sostener su actividad de comerciante y se dedicó a trabajar como conductor de Uber, ahora, después de más de un año, finalmente vuelve a su actividad laboral, intenta vender prendas y artículos que compró hace más de un año.

“De hecho nosotros no volvimos a surtirnos, todo esto es del año pasado, ya habíamos invertido en esto y no podemos arriesgarnos a invertir otra vez y que se vuelvan a cancelar las actividades, esperamos recuperar un poco de lo que perdimos en todo el año pasado. De hecho, cuando cancelaron todo habíamos comprado mucho producto de las Chivas porque ese iba a ser el último partido, pero ya no pudimos vender nada de eso”, lamenta.

“Las autoridades nos han apoyado, nos han dicho con qué medidas sanitarias debemos trabajar, y nosotros respetamos eso”, se sincera.

Como ha sido en cualquier otra actividad pública, en las inmediaciones del Estadio Corregidora se colocaron pancartas para recordar a los asistentes que el uso de cubrebocas es obligatorio, así como el uso de gel antibacterial, la revisión de temperatura corporal y el distanciamiento entre cada persona.

La zona estuvo custodiada, como de costumbre, por personal policiaco. Previo al partido, los asistentes respetaron las indicaciones; todos usaban cubrebocas y respetaban las demás medidas, pues de lo contrario no les permitían el ingreso.

No obstante, una vez iniciado el partido de la Liga MX, muchos de los asistentes se olvidaron de la contingencia, e hicieron a un lado el cubrebocas para apoyar al equipo a gritos y cantando en voz alta.

El escenario A entró en vigor el pasado viernes 23 de abril, después de 5 meses de restricciones sociales y comerciales debido a la contingencia sanitaria por el Covid-19. El nuevo escenario contempla la ampliación de horarios y aforos, así como la autorización de eventos hasta con 200 personas para conciertos, parques de diversión, balnearios y, por supuesto, también implica la reactivación del Estadio Corregidora.

El cambio de escenario fue decisión del Comité Técnico de Salud, ante la disminución de casos activos de Covid-19 en la entidad.

Comentarios