13 / junio / 2021 | 11:42 hrs.

Los cibercafés, negocios que no pasan de moda

Mucha gente tramita o crea documentos en computadora, dicen

Noticias de Querétaro
Foto: Archivo El Universal
Nuestras Historias 20/03/2018 06:05 Alma Gómez Actualizada 07:50

Las computadoras se niegan a morir frente a los celulares, y de ello es testigo Jesús González, dueño de un cibercafé ubicado en el Centro Histórico desde hace 12 años. En todo este tiempo ha visto evoluciones de la tecnología y el boom de los smartphones o teléfonos inteligentes. Sin embargo, comenta que todavía hay muchas actividades para las que es indispensable usar una computadora, por lo que no ha notado una disminución en el número de clientes.

Su negocio comenzó como una pequeña sala en donde se tenían tres computadoras disponibles para el público, ahora tiene más de diez máquinas.

“Casi todos tienen una computadora en sus casas, pero no todos tienen internet, por eso todavía acuden a lugares como estos. Siempre es bueno tener ubicado un ciber, por cualquier emergencia”, comenta Jesús.

La mayoría de los clientes acuden a revisar sus redes sociales, Facebook principalmente. Aunque también acuden debido a que cada día son más comunes los trámites por internet.

“Los que vienen aquí es porque ya saben lo que van a hacer, aunque en algún momento siempre te piden ayuda, hasta en asuntos mínimos, por ejemplo, para poner el símbolo de arroba, es decir, siempre hay gente que tiene sus dudas sobre cómo usar la máquina”.

“También es común que muchachos vengan por ejemplo a imprimir una ficha de la escuela para realizar pagos, y los que vienen a hacer su currículum. Todavía hay gente que tiene computadora en su casa, pero no tiene internet. No todo se puede hacer en los celulares”.

Por otro lado, Antonio es un joven que trabaja en otro cibercafé, también ubicado en el Centro Histórico. Él coincide con Jesús en que la mayoría de los clientes utilizan estos negocios principalmente para revisar sus redes sociales, aunque también acuden por otras necesidades como imprimir algún documento o crear alguna cuenta de correo electrónico.

“Los clientes son variados, jóvenes y personas adultas, no percibo que la gente deje de venir a estos negocios, siempre se necesita algún lugar como estos.

“Casi todos vienen a ver su Facebook, sus redes sociales, a pasar el rato. Muchos vienen al ciber porque necesitan imprimir cosas, porque a lo mejor tienen internet y computadoras en sus casas, pero no tienen forma de imprimir y entonces vienen acá.

“En vacaciones por ejemplo, generalmente está solo, porque la gente se va , pero en esa temporada vienen varios turistas a imprimir por ejemplo sus boletos de camión, o imprimir un itinerario, siempre hay clientes, hasta en las temporadas bajas”.

Tal como lo cuentan Jesús y Antonio, los cibercafés son negocios que se resisten a pasar de moda, a pesar de que casi todo esté al alcance en un teléfono celular.

Celulares que agilizan recargas

No sólo las computadoras se utilizan cada día más para actividades laborales o recreativas, sino que también los celulares son un aparato fundamental y casi indispensable en la vida diaria, en Querétaro se tiene un claro ejemplo de ello.

Con la modernización del transporte público vino el uso exclusivo de tarjetas de prepago; la eliminación del pago en efectivo provocó que las máquinas para recargar dichas tarjetas fueran insuficientes. La solución al problema llegó en forma de teléfonos móviles, a través de los cuales se puede recargar dinero electrónico en las tarjetas de los usuarios.

Los trabajadores del sistema Qrobús, identificados con chaleco color verde fosforescente, portan teléfonos especiales que contienen un lector de tarjetas que les permite saber cuánto saldo hay en un plástico y cuenta con la opción para recargar la cantidad que sea necesaria.

Juanita trabaja como auxiliar en la estación Alameda y comenta que a través de este sistema de celulares se ahorran tiempo, pues recargar una tarjeta no tarda más de dos minutos.

“Usar los celulares para recargar las tarjetas es muy rápido y además es confiable porque el aparato te dice cuánto saldo tiene la tarjeta y cuánto es la cantidad que se recarga, al principio la gente no se animaba a recargar sus tarjetas de esta forma, pero ya vieron que funciona y que además nos ahorra tiempo a todos.

“Esta forma de poner saldo ha funcionado muy bien, yo generalmente hago recargas por 3 mil pesos en menos de tres horas. Es que es más rápido, por ejemplo en los cajeros a veces se hacen las filas enormes y con esto es rápido, y lo más importante es que podemos movernos de una estación a otra.

Oficina móvil

Otra muestra del uso indispensable del celular y la computadora en el ámbito laboral es el oficio del periodismo, actividad en donde prácticamente cualquier cosa puede realizarse a través de un smartphone con conexión a internet.

Desde grabar a un entrevistado (en audio o video), hasta redactar, diagramar, tomar fotos, subir textos a internet, enviar y recibir correos electrónicos y más actividades claves para ejercer esta profesión, ahora son más fáciles de realizar con la llegada de los teléfonos móviles.

Reporteros y fotoperiodistas son de los principales usuarios de estas herramientas, celular y computadoras, ya sea para materiales digitales o impresos.

“Para mí sería imposible realizar mi trabajo sin un celular o sin una computadora. En el teléfono tengo grupos de Whatsapp que me permiten estar en comunicación todo el tiempo con mis compañeros, puedo redactar los textos que se publican al siguiente día en el periódico, es como una oficina móvil”.

“Suponiendo que un día yo me quede sin celular, está bien, puedo reportear a la antigüita, sólo con tinta y papel, pero la computadora es todavía más indispensable que el celular, pues de lo contrario ¿en dónde escribiría? ¿en una máquina de escribir? Ya no sería funcional, para nada, mucho menos con la inmediatez con la que fluyen las noticias”, comparte uno de los reporteros de este medio informativo.

Comentarios