Espectaculares, trabajo coordinado desde las alturas

La necesidad de anunciar productos nuevos genera un negocio rentable y crea empleos

Foto: Mitzi Olvera
Nuestras Historias 10/10/2018 05:57 Domingo Valdez Actualizada 08:09

Los hombres trabajan a seis metros de altura. Colocan la estructura de un anuncio espectacular. José Luis Díaz señala que tienen experiencia en su trabajo. Son trabajadores de la empresa Estructuras Livianas que formó el padre de José Luis, en un inicio se dedicó a la venta de tortillas, ahora el negocio coloca por semana al menos un anuncio espectacular en las calles del estado.

La media docena de hombres arman la estructura a un costado del circuito Universidades. Su trabajo es sincronizado, pues mientras unos sostienen de un costado unas de las vigas metálicas que forman la estructura, del otro lado, dos más colocan puntos de soldadura.

Los autos pasan velozmente por la vía, sin prestar mucha atención al trabajo de los hombres. En unos días será imposible que no lo vean, cuando en ese anuncio se publicite alguna zona residencial, que en esa región de El Marqués, en los últimos años, experimenta un boom inmobiliario.

historia_espectacular_mo_1083.jpg

José Luis, a un costado del camino, observa el trabajo de los hombres mientras hace una llamada telefónica. Observa las faenas de los trabajadores, a varios metros del suelo. Como acróbatas experimentados de vez en cuando bajan para hacerse de más material, y vuelve a subir.

“Somos una empresa que tiene ya 27 años aquí, en Querétaro. Empezamos como un tallercito y ya somos una empresa más consolidada, realizando trabajos más grandes”, explica José Luis.

Señala que hacer las estructuras de los espectaculares como el que colocan en esta ocasión no es tan complicado, pues cuando ya se tiene un diseño, sólo hay que seguirlo, tener las medidas adecuadas y hacer la ingeniería en el taller.

“Luego hay que fabricar y venir a armar (a donde se ubicará el anuncio). Casi todos son atornillados”, dice, al tiempo que precisa que también en el trabajo hay jerarquías, pues “existen oficiales y chalanes. Se les tiene que dar capacitación en trabajo de altura, porque ya te lo piden del municipio y de Protección Civil”.

Asevera que un anuncio sencillo, como el que colocan en el circuito Universidades, cuya estructura es metálica y tiene dos bases de cemento, tardan en hacerlo una semana. Tienen que esperar a que la base de concreto fragüe y en ese tiempo hacen la estructura del anuncio, que ya terminado tendrá 12 metros de altura.

De vez en cuando los trabajadores “se pegan un grito” para coordinarse, pues todo se hace de manera sincronizada, por el tamaño de las vigas que necesitan soldadas o atornilladas de manera simétrica.

José Luis dice que debido al crecimiento de la ciudad y la necesidad de anunciar productos nuevos que tienen que ver con el desarrollo, el trabajo que tienen es abundante.

“Lo que ya no hay son espacios para poner los espectaculares. Hay limitaciones para ponerlos, por ejemplo, que no rebasen los 27 metros de altura, que no se salga a banquetas o carreteras. Te ponen restricciones también, como que no invadas espacio aéreo”, precisa.

José Luis dice que el espectacular que colocan en esta ocasión es sencillo, pues instalan también de los unipolares, que son los que están colocados con una sola base cilíndrica, que alcanzan las alturas máximas permitidas.

Añade que aunque se vean complicados de colocar, para ellos, con experiencia y “un poco de maña” los levantan de manera sencilla. Los años de experiencia también los avalan.

Antes, se podían tardar más de un día en armar un espectacular sencillo. Hoy, lo pueden hacer en medio día, gracias a la experiencia y a la capacitación del personal, con el que cuentan.

historia_espectacular_mo_1116.jpg

Narra que la empresa la inició su padre, mientras que él tomó la estafeta de la empresa familiar hace 10 años. “Él (su padre) era tortillero, pero luego empezó a echar sus soldaditas, y después nosotros seguimos el camino. Yo estudié Ingeniería Civil. No terminé, pero te da las bases para conocer de estructuras y trabajar en algo más grande”, apunta José Luis.

Subraya que casi todos los que trabajan en la empresa son familiares, aunque algunos de sus hermanos se dedican a otras actividades, pues estudiaron distintos tipos de ingenierías. Sólo él y otros tres hermanos se dedican a la empresa de la familia.

José Luis dice que el negocio prospera, a pesar de que ya no hay muchos espacios para colocar los espectaculares, pues ahora ya incursionan también en la instalación de pantallas LED, de las que han puesto ya siete.

Añade que comparado con años atrás existe mayor competencia, pues son cada vez más las empresas que se dedican a la instalación de anuncios, ya que la demanda de los mismos creció a la par que la ciudad y su zona metropolitana.

Precisa que muchas de las nuevas empresas que llegaron en tiempos recientes al estado vienen de la Ciudad de México y de León, Guanajuato, de las que él conoce y puede identificar.

También, conoce que la empresa que instala las pantallas LED es de Jalisco, representando competencia para ellos. Sin embargo, su empresa también ha trabajado fuera del estado, como en Cuernavaca, Celaya, Irapuato, Puebla, Toluca, “a donde nos manden”.

 

bft

Comentarios