Virus, más complejo que un asesino: "Doctora Covid"

Tres médicas relatan sus experiencias en la batalla por ayudar a personas infectadas por el virus, así como las repercusiones de su labor en lo profesional, familiar y personal
Virus, más complejo que un asesino: "Doctora Covid"
11/07/2020
12:13
Juan Pablo Becerra-Acosta M.
-A +A

Ella es una de las llamadas Doctoras Covid. De las mujeres que combaten al SARS-Cov-2.

La doctora Wendy Scarlett Hinojosa Basilio es experta en Radiología, Jefa de Imagenología en el Hospital General de Chilpancingo, llamado “Raymundo Abarca Alarcón”. Por su Departamento pasan absolutamente todos los pacientes contagiados de Covid-19, los leves y los que están en estado crítico, para que les hagan placas y tomografías, con las cuales diagnostican sus casos.

Así vive ella la pandemia…

La primera línea...

-Todo estresa: desde que es un virus nuevo, desde que no sabemos cuál es el tratamiento eficaz, desde que vemos que hay compañeros que están saliendo infectados, y qué dices: “Bueno, en qué momento (detienen un momento su hablar entrecortado)... Nosotros aquí en Imagen hacemos los estudios de diagnóstico, placas, tomografías, entonces dices: “A qué hora voy a salir yo infectado, si estoy viendo a tanto compañero que ya se infectó”. Imagine cómo estamos nosotros aquí en el Departamento, en el estrés que estamos...

-¿Hay bastantes contagiados?

-Sí, hay varios compañeros que han sido infectados por Covid. De los que yo he visto y me he dado cuenta han sido… unos 20 compañeros.

-Son muchos.

-Sí… En un lapso de tres meses, a pesar de que nos han brindado todo el equipo: no tengo queja en absoluto en ese sentido, nos han protegido. 

Las imágenes y la fruta

-El paciente llega con su cápsula para que nosotros no nos contagiemos. Por placa radiográfica nosotros podemos predecir el índice de severidad del paciente. Podemos decir: “Este paciente la va a librar, este paciente está muy complicado”, o “este paciente está demasiado complicado” y dudamos en algún momento que pueda sobrevivir.

-Cuándo ve una placa de un pulmón muy dañado por Covid, ¿es como una fruta que se ve con cachos podridos? 

-Así es. Si hay una fruta podrida va a infectar a todas las demás. Una fruta va a empezar con un puntito y va a avanzar hasta desintegrarse. Es lo mismo que pasa en el pulmón con Covid, en un estadío muy avanzado. Claro, puede ser reversible, si se inicia tratamiento con una pequeña manchita.

El asesino despiadado

-Doctora, cuando escucho hablar a algunos médicos acerca del Covid, me da la impresión de que hablaran de un asesino despiadado que les da miedo… -se le propone.

Mira al techo, asiente, y marca una diferencia escalofriante:

-Sí. Puede ser. Cuando usted sabe que va a estar como el asesino, que puede morir en el momento, quizá a lo mejor no esté tan estresado, porque usted ya sabe que lo van a matar. O a lo mejor le van a sacar la pistola y lo matan. Pero con esto, que ni siquiera ves dónde está, ni siquiera ves por dónde te puede llegar, es más complejo. Más complicado. Por lo menos ves quién te mató, ¿no? Aquí no. Aquí no ese así: este virus es muy silencioso y muy-muy agresivo…

La paranoia familiar 

-El estrés que nosotros vivimos se lo trasmitimos a la familia. El hecho de que, “sabes qué, no puedes salir ni a la esquina porque te puedes infectar bajando las escaleras”. Es el momento en el que dices, “No, no voy a dejar que mi familia se infecte”. Sabemos que no estamos exentos de contagiarnos. El estrés que vivimos es: “A lo mejor yo estoy infectada asintomáticamente y voy a llegar a mi casa y puedo infectar a mi familia. Entonces, como yo soy asintomática, a lo mejor mi mamá es susceptible y entonces va a presentar síntomas”, y eso es demasiado estresante. Con el menor mínimo síntoma que tenga alguien de nuestra familia, el estrés es demasiado porque pensamos que ya infectamos a nuestros esposos, a nuestros padres, a nuestros hermanos, o a nuestros hijos.

-Alguien tose y…

-Estás en el estrés total de que: “Vamos, te voy a sacar una placa, te voy a hacer un reactivo, vamos, te voy a hacer de todo, ¿no?”, para estar 100% seguros de que nada más es una gripe estacionaria que no es Covid. Es terrible el estrés, realmente terrible.  

Guerrero y la necedad...

-La gente no entiende la magnitud del problema, no se cuida y protege, y desafortunadamente el paciente no llega en las fases iniciales, llega demasiado complicado y eso es determinante para que haya mucho índice de mortalidad aquí en Guerrero.

- ¿Qué le diría a la gente que en Guerrero que sigue dudando de su existencia?

-Que no lo duden que es real y que este virus está matándonos. Deberían ser conscientes de eso de que nadie lo vive hasta que lo tiene. Cuando lo tienen a veces es demasiado tarde porque ya llegan muy graves y llegan a morir. Nosotros no matamos a la gente (alude a la histeria surgida en algunos municipios del país donde gente ignorante culpa a los médicos). Nosotros ayudamos a la gente. Lo único que queremos es que lleguen en las fases iniciales para poder ayudarlos y que salgamos todos victoriosos. 

Comentarios