“Mi trabajo encubrió a mi agresor”, dice víctima de acoso en oficina de gobierno

Mariana afirma que cuando denunció, la Corena de la CDMX no la respaldó
“Mi trabajo encubrió a mi agresor”, dice víctima de acoso en oficina de gobierno
Foto: Archivo. El Universal
17/02/2020
11:01
Alexis Ortiz
-A +A

Los casos de acoso y hostigamiento sexual no son un problema exclusivo de la gestión federal, pues en el Gobierno de la Ciudad de México hay mujeres que denuncian haber pasado por este tipo de violencia de género.

Mariana, quien pidió quedar en el anonimato por seguridad, asegura que un director de área de la Comisión de Recursos Naturales y Desarrollo Rural (Corena) capitalina ejerció acoso sexual en su contra durante tres meses en 2019.

“Él me caía bien en un inicio, teníamos muchos proyectos juntos; sin embargo, un día comenzó a hacerme muchos comentarios lascivos: me preguntaba cuántas veces hacía el amor con mi novio, decía que iba a trabajar muy retadora y que era muy pícara y traviesa”, relata.

Los ataques verbales contra la joven escalaron hasta que el supuesto agresor le pidió que lo besara, la jalaba contra su cuerpo e incluso en una ocasión le tocó los glúteos. Por no responder a las insinuaciones, afirma que fue relegada de proyectos.

La Corena capitalina es una dependencia dirigida por la ingeniera Columba Jazmín López Gutiérrez, y el organismo ya ha sido señalado por conductas sexuales de funcionarios contra las trabajadoras.

En octubre del año pasado, la diputada federal Lorena Villavicencio (Morena) pidió que se realizara una investigación por este tema y presentó a Yhali Lombrera Laguna, exempleada de la comisión, quien aseveró haber sido víctima de acoso sexual por parte de Iván Moscoso, quien hasta el año pasado se desempeñaba como director de Capacitación para la Producción Sustentable.

Mariana asegura que ni Columba López ni ninguna otra autoridad le brindaron atención a su caso, por lo que debió acudir a la Comisión de Derechos Humanos (CDH) de la Ciudad de México para interponer una queja y que se investigara.

“Es la primera vez que me enfrento a una institución en la que se apoya el acoso y lo encubre. Me llevé una profunda decepción porque [la Corena], que incluso es dirigida por una mujer, no se preocupa por proteger a las trabajadoras”, critica.

La situación de violencia que sufrió en 2019, la cual derivó en su salida del organismo, dice, afectó su vida laboral y personal, así como la de al menos otras cinco compañeras que atravesaron situaciones similares.

“Si en este gobierno denuncias acoso, te tachan de puta, te dan a entender que ocurre porque nos ofrecemos o o porque nos vestimos provocativas. Creen que para lograr un ascenso tenemos que hacer uso de nuestros cuerpos”, expresa.

Comentarios