Liliana, la mujer rarámuri que cumple su sueño de ser policía estatal en Chihuahua  | Querétaro

Liliana, la mujer rarámuri que cumple su sueño de ser policía estatal en Chihuahua 

La joven es originaria de Bocoyna, un municipio serrano en Chihuahua y asegura que desde pequeña tenía esa meta para poder ayudar a la gente de su comunidad

Liliana, la mujer rarámuri que cumple su sueño de ser policía estatal en Chihuahua 

Nación 09/08/2022 15:10 Paola Gamboa Actualizada 15:10

Chihuahua.- A sus 21 años, Liliana Moreno Holguín, quien pertenece a la comunidad ralámuli (rarámuri) cumple uno de sus más grandes sueños: ser policía estatal y desempeñarse en el grupo de Proximidad Social.

La joven es originaria de Bocoyna, un municipio serrano en Chihuahua y asegura que desde pequeña tenía esa meta para poder ayudar a la gente de su comunidad.

Ante esto, ingresó a las filas de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE) en marzo del 2021 y desde entonces fue seleccionada para integrar el grupo de Proximidad Social, en el que actualmente se desempeña.

Liliana tuvo formación como policía

De acuerdo con lo que se informó, como cualquier otra aspirante, Liliana tuvo que realizar sus 6 meses de formación inicial como policía preventivo en el Instituto Estatal de Seguridad Pública (IESP), internada en el Complejo Estatal de Seguridad de la ciudad de Chihuahua.

Fue ahí cuando aprendió los fundamentos básicos legales, y cursó el adiestramiento al que cualquier elemento se somete cuando desea ser parte de la SSPE. 

Al concluir su formación fue seleccionada para integrar el grupo de Policía de Proximidad.

Liliana Moreno señaló contó que desea seguir con su formación profesional y espera tener la oportunidad de estudiar la Licenciatura en Derecho.

“Decidí ingresar a la policía por superación personal, es uno de los trabajos para valientes, y como quiero ser valiente, decidí entrar, pero más que nada para apoyar a los de mi etnia, porque siempre viví rodeada de puro maltrato a niños y  mujeres, o donde hay puro alcoholismo y drogadicción”, expresó la joven.

Según comentó, desde pequeña, les dijo a sus padres que quería ser policía para ayudar a todos los integrantes de la etnia, al experimentar de primera mano las carencias con las que cuentan; y ellos, explicó, siempre me apoyaron en las decisiones.

“Nosotros somos de que si a los hijos les gusta ser algo, que lo sean, mi mamá y mi papá nos apoyaron y nos dijeron que siempre van a estar ahí”.

Se dijo orgullosa de pertenecer a la etnia ralámuli y a las filas de la Policía del Estado, es por eso que porta tanto su uniforme como su vestimenta típica, la cual usa cuando visita a su familia durante las franquicias.

Comentarios