“El huachicol sale de Pemex, es delito de cuello blanco”: asegura el gobernador de Guanajuato

Diego Sinhue Rodríguez señala que la población no vive del robo de combustible porque hay empleos; la entidad no entregará su sistema de salud; es uno de los mejores, destaca
“El huachicol sale de Pemex, es delito de cuello blanco”: asegura el gobernador de Guanajuato
Foto: Captura de pantalla
17/02/2020
10:00
Alicia Pereda Martínez
-A +A

A más de 500 días de haber iniciado su gestión como gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo tiene claros los retos y metas de su gobierno: seguir potenciando al estado en materia de empleo e inversiones, apostar a la educación de los más jóvenes y, sobre todo, que las y los guanajuatenses puedan vivir en paz.

El mandatario panista explica que se le está dando batalla a los problemas que aquejan a la entidad, principalmente la violencia y el robo de combustible, y asegura que actualmente se lleva a cabo —junto con la Federación— una estrategia de fondo, basada en crear primero policías fuertes.

“Creamos un fondo de 600 millones [de pesos] para apostarle, tenemos la policía estatal mejor pagada de México, nuestros agentes ganan 24 mil 400 pesos al mes”, señala en entrevista con EL UNIVERSAL.

Sobre el tema del huachicol, el panista es claro: a diferencia de otras entidades con alta incidencia en el robo de hidrocarburo, en Guanajuato el huachicoleo es de “cuello blanco”, es decir, no son los pobladores quienes viven del ilícito. En su tierra, señala, no hay hombres ni mujeres “que tengan la necesidad de robar, porque hay empleos”.

A un año y cinco meses de su gestión, ¿cómo está Guanajuato?

—Ha sido trabajo muy intenso, pero positivo para el estado, porque seguimos siendo una entidad que atrae inversiones. Recientemente Toyota abrió una planta automotriz muy importante, con una inversión de mil 300 millones de dólares (...) Además, seguimos creciendo en materia agroalimentaria. Todo está equilibrado y el estado sigue incrementando sus ingresos en diversos rubros.

En Guanajuato contamos con un sistema de salud de primera, que se robustece. También hay que decir que le apostamos a la educación, que es la palanca del desarrollo. Y claro, también tenemos retos. Estamos coadyuvando con la Federación a resolver el problema de la lucha entre los grupos delincuenciales.

Ha hablado de la importancia de la educación, ¿cuáles son sus proyectos y logros al respecto?

— Estamos invirtiendo mucho, tenemos un gran avance. Nos acaban de dar la noticia de que se viene la Universidad de Microsoft a Guanajuato, estamos trabajando con la UAM [Universidad Autónoma Metropolitana] para traérnosla a León y una nueva UNAM en San Miguel de Allende.

Además, este año hemos mandado a más de 4 mil 162 jóvenes a estudiar al extranjero, becados por el gobierno del estado (...) El proyecto que tenemos lo resumimos en una frase: queremos pasar de la manufactura a la mentefactura.

Hoy Guanajuato arma coches, somos el estado que tiene siete plantas de automóviles, cinco de ellas armadoras, pero la prioridad no es sólo armar coches, sino diseñarlos.

¿Cómo se logrará esta meta?

—Estamos invirtiéndole, no sólo renovando escuelas y becando a estudiantes. En el sexenio queremos mandar a más de 22 mil jóvenes a formarse al extranjero, a países como Canadá, Estados Unidos, España y Alemania. Por ejemplo, tenemos 62 jóvenes que estaban en China, estudiando carreras del futuro como Big Data o E-commerce.

En materia turística, ¿cuál ha sido el crecimiento del estado?

—Tuvimos un crecimiento importante en materia hotelera, sobre todo en las ciudades de León y San Miguel, que son nuestros pueblos más importantes. Además hemos sido sede de varios eventos de gran proyección.

Ahora estamos peleando la candidatura para los Juegos Centroamericanos en 2026, que serán sus 100 años. Recordemos que en 1926 los juegos se llevaron a cabo por primera vez en la Ciudad de México, 100 años después queremos que regresen al país, y que sean en León.

Sobre los retos a superar, ¿qué está pasando en Guanajuato en materia de seguridad?

—Nuestra entidad tiene cosas muy positivas, pero cuando los estados empiezan a tener riquezas a veces se acarrean problemas. En la ciudad de Guanajuato tenemos una refinería, derivado de la lucha por el robo de combustible, que afortunadamente el gobierno federal ha estado atacando, se han fortalecido grupos criminales que buscan controlar ese territorio a través de la violencia.

Sin embargo, estamos llevando a cabo una estrategia junto con los gobiernos federal y municipales, que consiste en crear primero policías municipales fuertes. Creamos un fondo de 600 millones para apostarle, actualmente tenemos la policía estatal mejor pagada de México, nuestros agentes estatales ganan 24 mil 400 pesos al mes.

Después de la de Yucatán, tenemos la segunda policía más confiable del país, según las encuestas que hace el gobierno federal. Tenemos una fiscalía que está dando resultados, la publicación de Hallazgos 2018 pone a Guanajuato como el estado con menor nivel de impunidad.

Ya viene el despliegue de la Guardia Nacional, y esto creemos que ayudará mucho a bajar la incidencia delictiva este año, sobre todo de homicidios, que es donde está el problema, porque en todos los demás delitos estamos en los últimos lugares.

¿En qué contexto ocurren estos homicidios?

—Un 85% o 90% de los asesinatos que se cometen en el estado tienen que ver con disputas entre grupos delincuenciales, que están compitiendo por el territorio. Estamos seguros que con la estrategia que está llevando el gobierno federal, a la cual nos estamos sumando, se va a lograr bajar los índices del estado y del país.

La entidad ha registrado alto número de asesinatos de policías, ¿qué está pasando?

—Hay que decir que la nuestra es una de las policías que le está entrando a los problemas. Pocas policías estatales y municipales combaten la delincuencia organizada, en otros estados prefieren dejarle todo al Ejército; sin embargo, eso no ocurre aquí, lo cual ha generado reacciones de los grupos criminales.

¿Qué estamos haciendo? Creamos un fondo de 600 millones para policías municipales, para que estén mejor capacitados, equipados y tengan protocolos para evitar que sufran estos ataques. Nosotros hemos aplicado estos protocolos y se han reducido los oficiales estatales caídos.

Además estamos por comprar o arrendar cuatro helicópteros para seguridad, para vuelos nocturnos.

Ha mencionado el robo de combustible como principal razón de la violencia, ¿cómo ha ido el tema en su gestión?

—Es totalmente un tema que le compete a la Federación. Nosotros no tenemos acceso a la refinería y a la seguridad de ésta. Sin embargo, creemos que el robo de combustible ha disminuido en gran cantidad.

Es importante aclarar que Guanajuato no tiene, actualmente, poblaciones que vivan del robo de combustible, que tengan la necesidad de robar, esto porque hay empleos.

Más bien, estamos hablando de robo cuello blanco, de más alto nivel, dentro de las refinerías, estamos hablando de ese robo del que salen pipas sin facturas. Sí hay perforación de ductos, pero por parte de grupos delincuenciales, no de la población.

¿Cómo ve la situación política de México? ¿Qué hace falta?

—México necesita confianza en materia de inversionistas, creo que debemos dar muestra de que las cosas están bien. Lo que se está viviendo hoy políticamente es complejo, hay un cambio de época y de régimen.

Sin embargo, hay que entender estos cambios como oportunidades para unirnos, por eso los estados del Bajío estamos haciendo una alianza: Jalisco, Querétaro, Aguascalientes, San Luis Potosí y Guanajuato firmamos un convenio para crear nuestra región Bajío-Centro-Occidente y poder promovernos ante el mundo como una opción para invertir.

¿Cómo le ha pegado a Guanajuato la reducción de presupuesto?

—Hay una reducción grande para los estados, Guanajuato traía un menoscabo de 13 mil millones de pesos respecto a 2018 y ahora en 2020 nos han quitado mucho presupuesto, sobre todo para infraestructura. Requerimos apoyo federal. El recurso es de todos los mexicanos, Guanajuato es el estado que más impuestos paga, pero somos el 31 en recibirlos.

Sobre el tema del Insabi, ¿cuál es su postura?

—Yo he sido muy claro, desde el año pasado lo he señalado: Guanajuato no está en condiciones de entregar su sistema de salud, porque tiene uno de los mejores en el país, dicho por la misma Federación.

El año pasado, en noviembre, se nos entregó un reconocimiento como el segundo estado con mejor sistema de salud del país. Es un gran sistema de salud, nosotros creemos que entregar el sistema de salud va a bajar el nivel de Guanajuato.

¿Cuál es el mensaje para los guanajuatenses en víspera de su Informe de Gobierno?

—Que somos un estado en marcha, un estado en movimiento, que tenemos crecimiento económico, que ante una desaceleración del país nuestra entidad va a crecer y a seguir creciendo, que van a seguir llegando empleos y turismo.

Que tenemos que seguir fortaleciendo las instituciones para devolverle la paz a Guanajuato. Somos un estado que tiene una gran expectativa de crecimiento y de fortaleza.

Comentarios