Atacante quería matar a saxofonista oaxaqueña

Autoridades informan que se tiene clara la cadena de 5 participantes en el ataque con ácido a María Elena Ríos. “¡Muere maldita desgraciada!”, le gritaron
Atacante quería matar a saxofonista oaxaqueña
Foto: Cortesía
03/04/2020
01:00
Christian Jiménez y Fernando Miranda / Corresponsales
-A +A

El ataque con ácido sulfúrico contra la joven saxofonista María Elena Ríos Ortiz tenía como objetivo asesinarla por órdenes del exdiputado priista Juan Antonio Vera Carrizal, y en el atentado participaron cinco personas, reveló esta noche en conferencia remota Rubén Vasconcelos Méndez, fiscal general de Oaxaca. 

Tras la detención ayer de un tercer implicado, quien fue presentado ante el juez imputado por el delito de tentativa de femincidio, el fiscal informó que se tiene clara la cadena de participantes que comienza con Vera Carrizal y su hijo, ambos prófugos, pasa por Rubén  L. C., el recién detenido, y llega hasta los dos trabajadores de la construcción, considerados autores materiales y que fueron aprehendidos en diciembre pasado. 

Rubén L. C. fue capturado este miércoles por elementos de la Policía Estatal cuando circulaba sobre las riberas del Río Salado, en el municipio de San Antonio de la Cal, conurbado a la ciudad de Oaxaca. 

De acuerdo con la causa penal 0543/2019, Rubén L. C., es el vínculo directo con Juan Antonio Vera Carrizal, pues se conocieron en abril de 2019 cuando éste trabajaba en una de las gasolineras del aún priista. La relación con la familia Vera era tan cercana, explica la fiscalía, que cuando el exdiputado decidió atentar contra Malena, le confió al detenido los detalles del ataque. 

“Según los hechos, acreditados con  pruebas, Vera Carrizal contrató a Rubén para que se encargara del ataque con ácido. Él organizó toda la mecánica de cómo serían los hechos”, aseguró Vasconcelos Méndez. 

La fiscalía dice que cuenta con pruebas para demostrar que fue Rubén L. C., quien hizo la cita en el negocio de Malena y se aseguró que la joven estuviera presente. 

También contrató a los albañiles, acordó con ellos el pago de 30 mil pesos, les entregó las fotografías y el ácido sulfúrico y les indicó cómo tenían que ejecutar el ataque. Incluso, se trasladó a Huajuapan de León con los autores materiales. Todo bajo el conocimiento de Vera Carrizal. 

El fiscal asegura que lo que permitió determinar e imputar a los detenidos el delito de feminicidio en grado de tentativa fue que al momento del ataque, los hombres le gritaron a la joven, por orden de Vera: “¡Muere maldita desgraciada! ¡Hasta aquí llegaste!”.  

Posteriormente el hoy detenido entregó la cantidad acordada. 

“Rubén es quien organizó todo el daño que sufrió María Elena. Es un sujeto muy cercano a la familia Vera Carrizal y fue a quien le confiaron la organización y quien operó todo. No sólo hizo el ofrecimiento a los autores materiales, sino que vigiló que se entregaran todos los insumos”, detalló.  

Para Vasconcelos Méndez, esta aprehensión “robustece” la hipótesis de que el autor intelectual principal del ataque fue Vera Carrizal, pues así lo señalan los testimonios de las personas vinculadas a proceso. 

Entre la información que posee la instancia de procuración de justicia para sostener su hipótesis, figura la aportada a través de sábanas de mensajes y llamadas que confirman la responsabilidad de Vera Carrizal y su hijo, Juan Vera Hernández, en la autoría del ataque en contra de la joven saxofonista, quien permanece bajo tratamiento médico, luego de las lesiones que provocó el corrosivo en su rostro y cuerpo.

Sobre el exdiputado prófugo, aseguró que no hay indicios de haya salido del país y  agregó que tras la publicación de la recompensa de hasta un millón de pesos, se han recibido 21 denuncias ciudadanas para dar pistas de su paradero, mismas que han sido indagadas por la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) y que por el momento no han arrojado resultados positivos. 

Por ello señaló que se han tomando en cuenta  los señalamientos hechos por María Elena respecto que la fotografía difundida en la ficha no es reciente y los datos como la altura no son correctos, por lo que afirmó que ya se proporcionó información actualizada a las fiscalías locales que ayudan en su búsqueda. 

El fiscal recordó que hace unas semanas, las cuentas del empresario fueron congeladas y ante ello, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) considera que hay indicios sobre lavado de dinero. 

Pese a ello, hasta el momento no hay información suficiente para concretar la detención del exdiputado; al respecto, Vasconcelos Méndez precisó que los medios económicos con las que cuenta el acusado han facilitado que permanezca escondido desde el pasado mes de diciembre, cuando se libró la orden de aprehensión en su contra.

Desde este miércoles, EL UNIVERSAL adelantó que el detenido, identificado como Rubén L. C. estuvo encargado, por encomienda de Juan Vera Carrizal, de contactar a Rubicel y Ponciano N., los autores materiales, entregarles el ácido, darles instrucciones y asegurarse de que María Elena estaría en su casa el 9 de septiembre pasado, cuando sucedió el ataque.

Comentarios