Alebrijes de Oaxaca reciben protección contra plagios en todo el mundo

Las artesanías, que nacen del tallado de la madera en comunidades de los Valles Centrales de Oaxaca, estarán protegidos pues se publicó en el Diario Oficial de la Federación la declaración de Indicación Geográfica, que tiene validez a nivel nacional e internacional
Alebrijes de Oaxaca reciben protección contra plagios en todo el mundo
19/10/2020
05:33
Fernando Miranda
-A +A

Oaxaca de Juárez.— A partir de este lunes, los alebrijes, esos seres fantásticos que nacen del tallado de la madera en comunidades de los Valles Centrales de Oaxaca y que adquieren vida de los motivos zapotecos que los maestros artesanos decoraran a pincel, estarán protegidos en todo México y a nivel internacional, pues se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) la declaración de Indicación Geográfica (IG).

Publicada por la Secretaría de Economía y el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, a petición de la Secretaría de Economía de Oaxaca, con ella se oficializa la Declaración General de Protección de la Indicación Geográfica “Alebrijes, Tonas, Nahuales y Tallas de Madera de los Valles Centrales de Oaxaca”, que tiene validez a nivel nacional e internacional.

Según el documento, esta protección se realiza a petición de la Secretaría de Economía de Oaxaca, encabezada por Juan Puablo Guzmán Cobián, y solicitada mediante escrito recibido en el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial el 28 de agosto de 2020.

El proceso para alcanzar esta protección internacional y que se incluye en la publicación del DOF señala que los alebrijes, las tonas, nahuales y tallas de madera de los Valles Centrales de Oaxaca son “una artesanía que consiste en figuras talladas en madera de diverso género y pintadas con una enorme variedad de colores y motivos”.

La Indicación Geográfica protege a estas creaciones y de acuerdo con la solicitud, reconoce que estas figuras de madera sólo pueden elaborarse actualmente, en cinco localidades: San Antonio Arrazola, San Martín Tilcajete, Unión Tejalápam, San Pedro Taviche y Oaxaca de Juárez.

Según el Gobierno de Oaxaca, la solicitud de Indicación Geográfica de Alebrijes, tonas, nahuales y tallas de madera de los Valles Centrales contempla la proteccion de su historia, materiales, proceso de elaboración, obtención de madera, tallado, secado, curación, pintado, diseño, lugares de extracción, comercio y criterios de producción y comercialización, entre otros factores.

Las Indicaciones Geográficas son protecciones internacionales que diferencian y dan valor a los productos que distinguen, pues los consumidores pueden conocer el origen y prestigio de un producto. Entre las más famosas y reconocidas está la Roquefort”, queso francés, “Café de Colombia” para café, “Chulucanas” cerámica de Perú, “Seda Tailandesa” de la meseta de Khorat, Tailandia y “Rioja” vino de España.

Prestigio internacional

En enero pasado, cuando EL UNIVERSAL dio a conocer que se trabajaba en esta protección para loa alebrijes, Juan Pablo Guzmán, titular estatal de Economía señaló en entrevista que las Indicaciones Geográficas dan valor agregado a estas artesanías, mediante la certificación y el reconocimiento, y les otorga protección, pues ya no puede haber más figuras de madera que se hagan en otra parte o quieran entrar al país y venderse como tal.

Es decir, con ella queda regulada y prohibida la entrada de cualquier otra figura que se ostente como alebrije, tona o nahual, porque entonces se procedería legalmente: “Ahí sí entrarían demandas. Pasa mucho con el tequila, llega tequila hecho en otros lugares o países y cuando en las aduanas se detecta, se hace un reporte a México, se verifica que no es realmente esta bebida y se dan multas y sanciones. Además se destruye el producto”, señaló.

De acuerdo con el IMPI, las indicaciones geográficas no son los únicos mecanismos de protección para productos mexicanos, también existen las denominaciones de origen (DOP).

El funcionario explicó que ambas tienen el mismo valor a nivel mundial, pero que mientras la IG tiene más reconocimiento en Estados Unidos, la DOP lo tiene en Europa.

“No compiten ni chocan, las dos buscan mantener los atributos de un producto en la región determinada, pero la puntual diferencia es que en una IG no necesariamente todos los elementos del producto son originarios de ese lugar. Por ejemplo, si el alebrije lleva un círculo de oro, el oro no salió de ese municipio, pero el copal sí, el tallado sí, el maestro con su intelecto y creatividad sí, entonces no puede ser Denominación de Origen, pero puede ser Indicación Geográfica”.

“No es una mejor que otra, tienen el mismo peso, sólo que son para diferentes objetos. La IG, por ejemplo, nos ayuda a corregir algunos errores del pasado de denominaciones de origen anteriores que ahora son un poco polémicas”, señaló en referencia a la disputa que existe por el mezcal.

Comentarios