“Por favor, no puedo respirar”: captan agresión de policía a un afroamericano en Estados Unidos

En el clip se muestra al hombre tirado junto a una patrulla y a un policía, quien le pone una rodilla en el cuello; “me duele el estómago. Me duele el cuello. Por favor, por favor. No puedo respirar”, decía el detenido
El policía puso su rodilla sobre el cuello del detenido (Foto: tomada de video)
26/05/2020
06:36
Redacción
-A +A

“Por favor, por favor, por favor. No puedo respirar”. Un hombre afroamericano en Minneapolis murió luego que un policía blanco lo arrestó y le puso la rodilla sobre el cuello durante varios minutos pese a las súplicas del detenido de que no podía respirar, en un incidente captado en video.

El video muestra al oficial con el hombre tirado en el suelo, junto a su patrulla. “Por favor, por favor, por favor, no puedo respirar”, se oye decir al detenido. “Me duele el estómago. Me duele el cuello. Por favor, por favor. No puedo respirar”.

La gente que estaba alrededor le pide al oficial que quite su rodilla del cuello del hombre. “Están impidiéndole respirar. ¿Crees que eso es cool?”, dice un hombre. “Su nariz está sangrando. ¡Mira su nariz!”, grita una mujer. Pero el policía no hace caso.

**Advertencia de imágenes**

La muerte, ocurrida el lunes a la noche tras un forcejeo con policías, es investigada por el FBI y agencias estatales. El comandante de la policía de Minneapolis, Medaria Arradondo, respondió esta  mañana a la pregunta de un reportero sobre el uso de la rodilla para arrestar a un individuo.

“Tenemos políticas muy claras sobre la manera de sujetar físicamente a un individuo”, declaró el jefe policial.

Añadió que la revisión de los hechos y de cómo esas políticas fueron implementadas “será parte de la investigación completa que haremos de forma interna”.

Los policías habían acudido a eso de las 8 de la noche del lunes a un negocio que denunció un pago con dinero falso, informó el portavoz policial John Elder. La policía halló un automóvil que se asemejaba a la descripción ofrecida y al individuo, de unos 40 años, adentro.

“Se le ordenó salir del vehículo. Cuando salió, resistió físicamente a los agentes”, relató Elder en su comunicado.

“Los agentes pudieron esposar al sospechoso y se percataron de que parecía estar sufriendo problemas médicos”, añadió.

El individuo, que no fue identificado, fue llevado en ambulancia al hospital donde falleció poco después, informó la policía. Tampoco fue identificado el policía que le puso la rodilla al cuello.

El alcalde de Minneapolis, Jacob Frey, reaccionó con dureza ante lo ocurrido.

“Ser negro en Estados Unidos no debería ser una sentencia de muerte”, dijo en conferencia de prensa.

“Durante cinco minutos, vimos a un oficial blanco poner su rodilla en el cuello de un hombre negro. Cinco minutos”, añadió.

“Cuando escuchas a alguien pidiendo ayuda, se supone que ayudes. Este oficial falló en el sentido más básico de humanidad. Lo que ocurrió anoche es espantoso. Es traumático. Sirve como recordatorio de lo mucho que nos falta”.

Y concluyó: “Este hombre no debió morir. Lo que vimos es horrible. Un absoluto desastre”.

La Oficina de Investigaciones Penales de Minnesota se ha sumado al FBI en la investigación.

Las imágenes de las cámaras policiales fueron entregadas a la agencia policial, que investiga casos de disparos por policías o muertes de personas detenidas. Los oficiales involucrados en el caso fueron suspendidos con goce de sueldo, como establecen las normas del departamento.

 Nekima Levy-Armstrong, una activista local, expresó que “me dio náuseas” ver el video, que ha sido compartido en las redes sociales.

Añadió que es otro ejemplo de brutalidad policial, de policías blancos contra hombres negros, según el diario Star Tribune.

“Sea lo que sea que ese hombre haya hecho, no se merecía una sentencia de muerte”, expresó la activista.

“Nuevamente, lo que comenzó como un presunto delito económico terminó con la muerte de un hombre negro”, añadió.

El caso recordó al de Eric Garner, un afroestadounidense que murió el 17 de julio de 2014 en Staten Island, Nueva York, asfixiado durante entre 15 y 19 segundos por un oficial. La muerte fue considerada un homicidio, y derivó en una ola de protestas y manifestaciones en todo Estados Unidos. Sin embargo, el oficial no enfrentó cargos federales.

Comentarios