Ya son legales los "taxis colectivos" o "de ruta" en Querétaro | Querétaro

Ya son legales los "taxis colectivos" o "de ruta" en Querétaro

Los vehículos ofrecían el servicio de traslado a varios pasajeros, muy similar al de un autobús de transporte público

Ya son legales los "taxis colectivos" o "de ruta" en Querétaro

Ya son legales los "taxis colectivos" o "de ruta" en Querétaro Foto: Archivo

Metrópoli 18/11/2022 08:59 Zulema López Actualizada 08:59

Quienes operan el servicio de taxi de ruta, el cual no estaba permitido anteriormente, se encuentran entre los beneficiarios de las reformas a la Ley de Movilidad.

Con ello, por primera vez se reconoce en la legislación la labor que realizan. 

Se trata de un servicio que en la capital queretana se generó desde hace más de 26 años, aunque siempre con el temor de que pueda multárseles, indicaron en entrevista conjunta Víctor Martínez Esquivel, coordinador de taxis de ruta que tienen base en la zona que se conoce como El Cerrito, en la capital del estado;  Germán Trejo, quien cuenta con taxis mediante concesión,  que se conocen como  amarillos por estar pintados de ese color,  y  Eliel Enrique Figueroa Melgarejo, quien tiene unidades de servicio por app. 

Con la modificación a la ley, los taxis de ruta son aquellos que establecen un recorrido marcado  ante las necesidades mismas de los usuarios.

¿Cómo opera el taxi de ruta o colectivo?

Se trata de un servicio que se ofrece por diferentes razones, entre ellas, que a las zonas en las que se solicita no llega el Qrobús, que la ruta tarda mucho en llegar, que pasa saturada o que se requiere el servicio fuera del horario en que opera el transporte público.  

Otro factor que lleva a necesitar de los taxis de ruta es que la restructura de los recorridos del  Qrobús llevó a que ciudadanos se quedaran sin alguna unidad que pase cerca de sus calles.

La falta de taxis se hace presente por  las obras  de la avenida 5 de Febrero y con el esquema aprobado se permite que las pocas unidades que dan servicio  tengan un recorrido trazado, lo que  permite que el costo de los taxis de ruta se divida entre los usuarios.

Reconoció Víctor Martínez  a la ruta de Bolaños a Lomas de El Marqués como la primera que se generó en el municipio de Querétaro; eran muchas personas las que salían de Bolaños a ofrecer su trabajo, pero la ruta tardaba una hora y llegaba saturada. El recorrido en taxi de ruta les costaba cinco pesos por persona hace 26 años. 

Se trata de un trayecto por el que el taxi cobraría 60 pesos, pero al dividir la tarifa entre las cuatro personas que pueden abordar es de 15 pesos, cuatro pesos más que en camión.  

El costo de un viaje en taxi sería de 120 pesos de El Cerrito, Corregidora Norte, en el municipio de Querétaro, a La Pradera, en el municipio de El Marqués; en el taxi de ruta se suben hasta cuatro personas, a cada una se les cobra una tarifa fija de 20 pesos que  se eleva a 30 pesos si van a la clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). El mismo recorrido y cobro se realiza de regreso, lo que permite tener las tarifas fijas. 

Quienes ofrecen taxi de ruta dentro del esquema que se maneja en la base de El Cerrito cuentan con sus permisos en orden; cumplieron con sus obligaciones, ya sea dentro del esquema de taxis amarillos o en el 
de aplicaciones. 

Cuando la reforma a la Ley de Movilidad se publique en el periódico oficial La Sombra de Arteaga, el servicio de taxis de ruta será reconocido.  

Estimaron que más de 500 operadores se dedican al servicio de ruta, al tomar en cuenta las diferentes bases que existen en la entidad. 

Alrededor de 30 operadores son mujeres, cifra que contempla únicamente a las que acuden a la base de El Cerrito. 

Pese a que funcionan dentro de la ley, se enfrentaban a la imposibilidad de ofrecer el servicio de ruta a la población; únicamente podían trabajar en ese esquema si los pasajeros directamente lo solicitaban. Llegó a ocurrir que agentes del Instituto Queretano del Transporte llegaban a puntos en los que iniciaba el trayecto del taxi de ruta, se hacían pasar por pasajeros y multaban a los operadores.

Quien debidamente está registrado, pero trabaja dentro del esquema de taxi de ruta, se enfrenta a multas de 3  mil 500 pesos y el retiro de placa. 

Aquellas personas que brindan el servicio en un vehículo particular, sin permiso para taxi o para transporte privado, se enfrentan a multas de hasta 76 mil pesos y a que su unidad sea llevada al corralón.  

Hasta  90% de quienes usan el taxi de ruta son mujeres y llegan a tener más confianza de compartir la unidad  si quien las lleva  es también mujer. La mayoría de las mujeres que ofrece el servicio trabajaron  como operadora del transporte público.  

Comentarios