En la capital queretana, indagarán cuenta pública de 2018

Auditoría abrirá al menos 8 expedientes: Luis Nava

En la capital queretana, indagarán cuenta pública de 2018
Foto: Archivo. El Universal
Metrópoli 09/01/2020 07:56 Montserrat Márquez Actualizada 08:52

Al menos ocho expedientes de investigación abrirá la Auditoría Municipal de Fiscalización, derivado de las observaciones que la Entidad Superior de Fiscalización del Estado (ESFE) realizó a la cuenta pública del gobierno municipal de Querétaro durante 2018, indicó el edil Luis Nava Guerrero.

Explicó que, dentro de cada uno de estos expedientes, de acuerdo con lo que la investigación arroje, se podría determinar la responsabilidad de uno o más funcionarios.

Refirió que tanto la auditoría municipal como la ESFE pueden determinar si existe alguna responsabilidad por parte de los funcionarios que pudieran ser señalados como presuntos responsables en cada uno de los expedientes.

“Se van a abrir todas las investigaciones que señala la auditoría, tendrán que revisarse y si se detecta algún tipo de irregularidad, se tendrá que proceder como corresponde”, recalcó.

Explicó que hay dos tipos de responsabilidades que pueden resultar de las investigaciones: la disciplinaria y las resarcitorias; la primera es en contra de quienes resultan responsables y pueden ir desde una simple amonestación hasta la inhabilitación de la función pública; y la resarcitoria es aquella que implican un daño patrimonial o incurrió en la violación de alguna norma.

Nava Guerrero añadió que, de acuerdo con lo establecido en la ley, a partir de la notificación que hace la ESFE son 30 días hábiles para que inicie el proceso de la investigación.

“Se notificó el 14 de diciembre y vence a finales de este mes, tienen ese periodo para iniciar esas investigaciones, lo que no se establece es un plazo de ley para concluirlas; sin embargo, iniciada la apertura de expediente podrán presentarse los informes una vez concluida la investigación”, aseguró.

El edil panista destacó que encabeza una administración con total apertura para que los órganos autónomos puedan hacer las revisiones y observaciones que consideren incurren en fallas.

“Como me comprometí al inicio de mi administración, no soy tapadera de nadie y todos los servidores públicos saben que son responsables de su actuar, prueba de ello es que la ESFE realizó su auditoría, presentó las observaciones.

“Las no graves constituyen una retroalimentación en las que nos señalan las áreas de mejora que en este ejercicio tenemos que observar, cuidar y mejorar el desempeño de las mismas áreas”, dijo.

En relación con los resultados de las observaciones que realizaron los colegios de abogados y contralores a las diferentes licitaciones contraídas por la administración anterior, dijo, es un tema que debe conocer el secretario de Gobierno, Apolinar Casillas Gutiérrez.

“Las conclusiones se presentaron y se dio cuenta a la auditoría e instancias correspondientes para que realizaran las investigaciones y esas propias instancias determinarán la posible o presunta responsabilidad de algún servidor público”, manifestó.

Comentarios