Se encarga INAH de monumentos | Querétaro

Se encarga INAH de monumentos

Metrópoli 30/06/2015 01:50 Actualizada 08:35

El centro del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Querétaro sólo da autorizaciones para mantenimiento de estatuas y monumentos históricos que se circunscriban al primer cuadro de la capital, considerado patrimonio cultural de la humanidad, dijo el director en la entidad de esa dependencia federal, Manuel Naredo Naredo, y descartó que otras edificaciones puedan ser remozadas.

“Son construcciones edificadas entre los siglos XVI y XIX, ese es nuestro ámbito de competencia, adicionalmente, todos aquellos monumentos que están dentro de la zona declarada como de Monumentos Históricos por el Gobierno de la República que son concretamente el Centro Histórico de la ciudad de Querétaro y el Centro Histórico de San Juan del Río, con una delimitación muy específica”, refirió Naredo Naredo en entrevista.

Comentó que el mantenimiento y conservación de estatuas como el monumento al Bombero, al Maestro y el conocido como Los Toritos, (todos ellos ubicados sobre la carretera que conduce a Huimilpan) corresponden al ámbito municipal.

Igualmente, el titular del INAH señaló que el monumento al periodista Carlos Septién Olivares es una escultura contemporánea que está fuera de la zona de atención del instituto y por tanto no es de su competencia.

“Fundamentalmente son de particulares, nosotros no hacemos mantenimiento. Autorizamos intervenciones, cualquier intervención que se realice a este tipo de inmuebles o monumentos tenemos que otorgar una licencia previa”, subrayó.

Explicó que el Instituto Nacional de Antropología e Historia tiene la facultad de normar lo que la ley en la materia considera monumentos históricos.

Recalcó que muchas otras obras como El Danzante (sobre el Andador 5 de Mayo), o las instaladas en Plaza Arcos (sobre el boulevard Bernardo Quintana) están dentro de la zona de monumentos, pero al ser contemporáneas no son “una prioridad”, como lo podría ser la Fuente de la Diosa Hebe (localizada en el Jardín Zenea) “que es de finales del siglo XIX y principios del XX, que es prioridad por su época de construcción”.

Lo mismo sucede con la Fuente de Neptuno (que está ubicada en el cruce de las calles de Allende y Madero) o la del Marqués de la Villa del Villar del Águila, en Plaza de Armas se encuentran entre las prioridades del centro del INAH. Quien se encarga del mantenimiento, en el Gobierno del estado, es la Dirección de Sitios y Monumentos de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, acotó Naredo.

Temas Relacionados
SE encarga INAH de monumentos históricos