Desestiman a grupos de auto protección

30/03/2014
12:02
-A +A

El secretario de Seguridad Pública de Pedro Escobedo, Ernesto Perrusquía, desestimó que la implementación de grupos de auto protección en comunidades sea la mejor alternativa para disuadir a la delincuencia, al alertar del riesgo de que a partir de estas organizaciones puedan imitar a los grupos de autodefensa de Michoacán.

Mientras que en San Juan del Río la Secretaría de Seguridad Pública le apuesta a la policía comunitaria como una alternativa para promover la denuncia contra la delincuencia y se permite la intervención de particulares para frenar a los delincuentes, el funcionario de Escobedo consideró riesgoso delegar parte de esta responsabilidad a los habitantes de comunidades.

En algunas zonas de San Juan del Río, como es el caso de la colonia Valle Dorado II, los habitantes se han protegido con bats y machetes para alejar a los delincuentes que han sido sorprendidos robando al interior de viviendas. Estas familias han colocado chicharras en las calles para alertarse de la presencia de ladrones en la zona.

El titular de Seguridad Pública en Pedro Escobedo reconoció que en comunidades de este municipio son recurrentes las riñas derivadas por la ingesta de alcohol aunque pocos los delitos que puedan afectar el patrimonio de los habitantes.

Ante los robos a vivienda, la corporación en Escobedo ha promovido la cultura de denuncia como una forma de lograr la participación ciudadana para mantener la seguridad de comunidades, sin embargo, pero la detención de delincuentes compete a la Secretaría de Seguridad.

“No hay que olvidar que proporcionar la seguridad es una facultad exclusiva de los municipios, no podemos delegar esa responsabilidad a un civil, lo importante es estar al pendiente de todo lo que pasa en los municipios y coordinarnos para mantener la seguridad del estado” dijo Perrusquía.

El ex titular de Seguridad Pública de San Juan manifestó la importancia de evitar que en el estado se generen grupos de autodefensa que generan mayor tensión entre la población y en caso de que los índices delictivos incrementen en los municipios, se debe buscar el apoyo del estado y de las corporaciones federales para actuar en consecuencia.

Dijo que si bien los ciudadanos pueden intervenir en frenar los delitos para contribuir a la seguridad de sus comunidades, es importante cuidar que no se exponga la integridad física de los mismos.

“Hay que incentivar a la gente pero de hacer las denuncias oportunas y entonces sí dejar que las corporaciones intervengan y detengan a los delincuentes, que hagan la labor para las que están conformadas”, dijo el secretario.

Reiteró que la Constitución establece que cualquier persona puede detener a otra en flagrancia de delito y entregarla a las autoridades, pero insistió en la importancia de no arriesgar a los ciudadanos delegándoles estas labores.