24 / septiembre / 2021 | 16:10 hrs.

SSP localiza toma clandestina en SJR

Metrópoli 29/11/2015 02:02 Actualizada 02:33

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de San Juan del Río localizaron una toma clandestina en ductos de Petróleos Mexicanos, en la cual encontraron una manguera con una longitud aproximada de dos kilómetros, desde la cual se sustraía el hidrocarburo.

La toma clandestina se detectó cerca de la carretera estatal 300 a Amealco, atrás del Panteón 3, que se ubica en la cabecera del municipio; sin embargo, la sustracción ilegal del combustible no se llevóa cabo en este lugar, ya que en el ducto se encontró la manguera oculta que conducía hasta la comunidad conocida como Chinches Bravas, que se encuentra a unos minutos de la ciudad sanjuanense.

El hallazgo se logró gracias a una denuncia ciudadana de habitantes cercanos a la comunidad, quienes notaron la presencia de por lo menos 10 personas en actitud sospechosa.

De acuerdo con testigos, a las 10 de la noche del viernes, aproximadamente, se detectó la presencia de los sujetos que sustraían el combustible a través de una válvula conectada a la manguera; se presume que el combustible se transportó a través de una camioneta último modelo, de la que no se han dado más características.

Por varios minutos, estas personas erealizaron diversas maniobras y, de acuerdo con los lugareños, los presuntos responsables del robo de combustible ingresaron a un predio abandonado, que anteriormente era empleado como corralón de grúas, y donde se presume escondían el hidrocarburo sustraído.

Luego del reporte, los elementos policíacos llegaron al lugar señalado por los habitantes de la localidad, detectaron la válvula desde la que se sustraía el combustible y corroboraron también la presencia de una camioneta tipo pick up al interior del predio referido.

Los elementos policíacos se percataron de la extensión de la manguera y, al seguir su recorrido, pudieron hallar con la toma clandestina.

En el lugar fueron aseguradas dos camionetas, una en las que presuntamente se transportaba el combustible y la otra al interior del predio.

Mientras los elementos policíacos llevaron a cabo el dispositivo para resguardar la válvula y las unidades, se detectó a la presencia de varios sujetos en el lugar, los que al percatarse de la presencia de los uniformados se dieron a la fuga.

La manguera con la cual los “chupaductos” se conectaban a la toma de combustible fue escondida a través de un canal de riego.

Los elementos de la corporación de policía dieron parte de los hechos a las autoridades ministeriales, que llevaron a cabo el aseguramiento de las camionetas y el material con el que se sustraía el combustible. No hubo detenidos en estos hechos.