Mantienen alerta por influenza aviar H7N3

Senasica advierte que es altamente patógeno y mortal
 Mantienen alerta por influenza aviar  H7N3
Senasica señaló que ha realizado la aplicación de más de 100 millones de dosis a nivel nacional para evitar que se dé un brote similar al ocurrido en 2012, donde se vieron afectadas más de 20 millones de aves de granja.
29/04/2018
03:30
Marittza Navarro
-A +A

El virus H7N3, que se detectó la semana pasada en una granja de Pedro Escobedo, es uno de los más peligrosos a nivel mundial y circula de manera constante por el país, señaló el director en jefe del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), Enrique Sánchez Cruz.

“El tema de influenza aviar, hablando del H7N3, siempre es preocupante a nivel mundial, es un virus altamente patógeno que afecta a las aves y que está presente en nuestro continente, desde Canadá hasta Chile(…) y en toda Europa (…). Por eso es importantísimo la detección oportuna y el control de la enfermedad”.

En entrevista para EL UNIVERSAL Querétaro, Sánchez Cruz explica que dicha enfermedad es altamente contagiosa entre las aves y, dado que puede provocar la muerte en tan sólo unas horas, debe de ser atendida de manera precisa y oportuna para evitar una mayor propagación.

El hecho de que en menos de seis semanas se hayan detectado cuatro casos de influenza aviar indica que el virus sigue presente de manera importante en el país.

En el año 2012, Senasica detectó un brote de influenza aviar H7N3 en Los Altos de Jalisco, lugar que aporta más de 50% de la producción avícola, donde se vieron afectadas más de 20 millones de aves de granjas de producción y de traspatio, lo cual representó una pérdida económica superior a los 8 mil millones de pesos.

El funcionario destacó que, luego de esa contingencia, la dependencia de control ha realizado la aplicación de más de 100 millones de dosis a nivel nacional para evitar que se dé un brote similar.

Detalló que en los dos casos (que fueron detectados en marzo en San Felipe, Guanajuato, y en Cadereyta de Montes en Querétaro) el virus provenía de 400 aves de desecho que fueron introducidas a las granjas de traspatio, lo que provocó una propagación de la enfermedad que derivó en el sacrificio de casi dos mil aves.

Por lo anterior, Sánchez Cruz enfatizó en la importancia de que se tomen las medidas adecuadas para evitar la propagación del virus. Un ejemplo es que los animales siempre sean transportados con su respectiva documentación para acreditar que están vacunados y no son de desecho, pues esa es la manera más común de contagiar la enfermedad.

“Este virus mata a las aves en horas, es un tema muy delicado, por eso las medidas de seguridad no hay que disminuirlas, por el contrario (…). Por eso la vigilancia epidemiológica es tan intensa en México, y por eso afortunadamente estamos detectándolos”, señaló.

 

 

 

Comentarios