Presentan libro sobre pensamiento masónico | Querétaro

Presentan libro sobre pensamiento masónico

En el marco de los 100 años de la Constitución, hablan de la influencia que tuvo dicho grupo

Metrópoli 29/01/2017 01:24 Gonzalo A. Flores Actualizada 10:42

En la semana previa al centenario de la promulgación de la Carta Magna, se presentó en la entidad el libro Influencia de la Masonería en la Constitución de 1917, en donde el diputado federal Braulio Guerra Urbiola afirmó que, en general, dicho grupo ha estado presente “en el pensamiento político mexicano, en el constitucionalismo de nuestro país y también como luz para el resto del mundo y de nuestro propio continente”.

El libro es una compilación de textos coordinada por Manuel Jiménez Guzmán; reúne trabajos de investigación de autores como Jorge Gaviño, Manuel Ramírez Reyes, Patricia Galeana, Guillermo Calderón, Carlos Francisco Martínez Moreno, Luis Gómez Berlié, Mauricio Leyva Castrejón y Carlos Valdés Martín, y fue publicado por el Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México.

En el Auditorio Esperanza Cabrera de la Universidad Autónoma de Querétaro, aceptó que la Constitución “de 1917, la de los Constituyentes, es la que nos hace un llamado a no rehuir de nuestra responsabilidad histórica después de 100 años”.

Aceptó que los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial están altamente desprestigiados, por lo que la reforma del poder público es fundamental.

“La reingeniería al Parlamento mexicano, cualitativa y cuantitativamente, se hace indispensable”, dijo al recordar que el Congreso le cuesta al país 15 mil millones de pesos, de los cuales 7 mil millones son para la Cámara de Diputados y 8 mil millones para el Senado, mientras que el poder Ejecutivo cuesta 895 mil millones.

Ante los detractores de las más de 700 reformas a la Carta Magna, recordó que en 1917 se contabilizaban 13 millones de mexicanos, no existía el radio, televisión, los aviones y mucho menos se concebía el Internet.

“Nuestra Constitución ha sido un espejo de transformación y reforma permanente para irse adecuando a la realidad social de México, pero no es un tótem, no es una biblia, es un instrumento jurídico que nos permite su reforma, transformación y su modificación para darle progreso, garantías, avance y evolución a nuestro país”, finalizó. Redacción

Comentarios