23 / julio / 2021 | 20:47 hrs.

Reto diario. Cada vez es más difícil hallar estacionamiento

Metrópoli 28/06/2016 01:58 Actualizada 08:58

El crecimiento a pasos agigantados de la zona metropolitana de Querétaro, así como del parque vehicular y la creación e instalación de empresas, han hecho que proporcionalmente al desarrollo económico de la entidad también crezcan las problemáticas sociales, una de ellas, la dificultad de encontrar espacios para estacionarse en colonias o zonas donde impera la actividad empresarial y comercial.

Un caso de esta situación se vive en la colonia Del Prado, en pleno centro queretano, muy cerca de uno de los cruces principales de la ciudad que conforman avenida 5 de Febrero y Zaragoza, donde a pesar de que hay una cantidad importante de estacionamientos públicos, en un lapso de 8:00 de la mañana a las 14:00 horas, o a veces un poco más tarde, siempre se generan conflictos para que los automovilistas encuentren espacios de estacionamiento al acudir a alguna oficina o empresa para realizar algún trámite.

“Todos queremos vivir en la ciudad y por eso sucede esto, porque cuando uno va a un pueblo sobran espacios para estacionarse, pero en las ciudades ya somos muchos y en Querétaro en este aspecto ya estamos rebasados”, aseguró David Santillán, de 66 años, conductor que no se bajó de su vehículo debido a que se encontraba en una zona marcada con la señalización de “no estacionarse” para evitar que los policías de tránsito se llevarán su placa y le aplicarán la multa correspondiente.

En la esquina de Circuito del Mesón con avenida Tecnológico, hay un camellón pequeño. Ahí se encuentra la indicación de no estacionarse, pero durante el recorrido de los reporteros de esta casa editorial, fueron más de cinco los autos que ahí se parquearon.

El señor David es uno de ellos, pero no tarda mucho en abandonar la zona, ya que su hija se había bajado a realizar el pago de su telefonía local, algo que sólo fue una cuestión de minutos. Sin embargo, reconoce que ante lo complicado de encontrar un espacio para estacionarse, prefiere correr el riesgo de pararse en un lugar prohibido pues pagar un estacionamiento por menos de 5 minutos, a lo mucho 10, por el trámite que hace, es algo que no está dispuesto hacer, ya que le cobran la hora completa.

Corre el riesgo

Ahorrarse el pago de un estacionamiento público, no siempre es algo que le funciona a don David. Confiesa que han sido varias veces las que los policías de Tránsito le han levantado la multa por esta situación, pero al ser pagos rápidos los que realiza en el lugar, prefiere correr el riesgo y esperar dentro del auto “para que no nos vayan a infraccionar, aunque si veo una patrulla, me muevo en el momento.

“Tratamos de cuidarnos ya que ‘tiro por viaje’ los elementos de Tránsito Municipal están dándose sus vueltas, la realidad es que a toda hora a uno le pueden quitar la placa que genera la infracción. Sinceramente a mí me ha tocado pagar algunas”, reveló el conductor.

Aunque no tiene presente la fecha exacta, el señor Santillán recordó que la última vez que pagó una infracción, fue un monto cercano a los 300 pesos, gracias al descuento que otorga la Dirección de Tránsito Municipal de Querétaro, al realizar el pago en los primeros cinco días después de recibir la sanción. “Hemos visto el desarrollo de la ciudad, llevo 26 años de vivir en Querétaro y hace 20 nos parábamos en cualquier lugar sin ningún problema y ahora debido a que ha crecido la población y el número de carros es por lo que estamos viviendo esta problemática”, aseguró.

Ganancias para todos

El circuito del Mesón tiene salida a la avenida Zaragoza por un lado y por el otro desemboca en Tecnológico. Durante el recorrido de esta casa editorial, se contaron cuatro estacionamientos públicos sobre el mismo circuito, y uno más, el de mayor capacidad, sobre avenida Tecnológico, así como un par de franeleros que sobre la pequeña calle ofrecen una opción más económica para los visitantes de la zona que está rodeada por Notarías Públicas, laboratorios clínicos, despachos contables y de abogados, aseguradoras, afores, además de las casas habitacionales y demás oficinas. El Hospital General No. 1 del Seguro Social y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, son dos dependencias que también aportan flujo de coches con los que se incrementa la problemática.

Tanta actividad y diversidad de empresas, genera que a pesar de los estacionamientos existentes, la colonia se vea rebasada por la cantidad de autos que circulan en los horarios de servicio. No obstante, el flujo de vehículos es altamente redituable para quienes se dedican a cuidar los autos formalmente, con costos que van desde los 17 hasta los 25 pesos por hora.

Félix Ramírez, es encargado de estacionamiento El Mesón desde hace cuatro años y está contento por la rentabilidad que genera la vasta circulación de autos. Es de los lugares más económicos, pues el costo por la primera hora es de 17 pesos, mientras que la fracción y horas subsecuentes cuesta seis pesos.

“Hay mucha demanda de espacios, dado que aquí alrededor por el Sindicato, el Seguro y las Notarías hay mucha demanda de vehículos, hay hasta cuatro estacionamientos alrededor, y hay una hora del día que ni nosotros nos damos abasto. Aparte están los franeleros afuera y aun así no alcanza, se llena por completo por lo que es muy redituable, todos alcanzamos y nos va bien”.

El Mesón es un lugar pequeño, ya que cuenta con 16 espacios con los que Félix revela, son alrededor de 3 mil 500 a 4 mil pesos a la semana. Es decir, que entre lunes y viernes, tiene un promedio de 800 pesos de ganancia por día. Paga renta por el terreno, para operarlo como estacionamiento.

Oficinistas acaparan lugares

Para Salvador Ortega, de 44 años, asiduo visitante a la colonia Del Prado, la mayor razón para que la zona experimente dicha problemática, es que los mismos oficinistas que laboran ahí son los que llenan los pocos espacios que las mismas empresas tienen disponibles para sus visitantes. “Es demasiado conflictivo, ya que esta zona es acaparada por los mismos empleados de las oficinas y realmente la gente que necesita el lugar cuando viene a solicitar un servicio no tienen lugar para nosotros.

Agrega que “hay que buscar y pagar, pero no creo justo que tengamos que pagar un estacionamiento cuando tenemos que venir a hacer un trámite, los negocios, a nosotros como clientes, nos tendrían que proporcionar el espacio durante el tiempo necesario sin ningún costo”.

Efecto dominó

El equipo de reporteros universales salió del Circuito del Mesón y cruzaron la calle, sobre Tecnológico. Ahí se encuentra una guardería del Seguro Social donde había tres autos estacionados sobre la señalización en el piso para la parada de los camiones del transporte público.

Óscar Mendoza, de 57 años, es uno de ellos y coincidió que la situación resulta del “crecimiento de la población y la falta de estacionamientos, las oficinas tienen estacionamiento y se utiliza para su personal. Lo ideal sería hacer más espacios para estacionamientos públicos y dejar que nos podamos estacionar cuando venimos por los hijos, siempre y cuando sea bien reglamentado. Ahora no se respetan los letreros de no estacionarse y por eso nos quedamos arriba de los vehículos para evitar el pago de estacionamiento o alguna multa, pero solo estamos aquí unos minutos”. Y así fue, no tardó ahí más de cinco minutos.

Sin embargo, otros dos vehículos atrás de donde estaba el señor Óscar, obstruyen la parada de un camión de pasajeros.