Impresión de incendio le provoca la muerte

27/12/2012
04:28
-A +A

Una persona perdió la vida como consecuencia de un ataque fulminante al corazón, por la impresión de ver cómo la casa de junto estaba envuelta en llamas, producto de un corto circuito.

El siniestro comenzó cerca de la 1:30 de la tarde, cuando en un domicilio de la calle Monte Quilimanjaro, en la colonia Loma Linda, la pésima instalación eléctrica con la que contaban, provocó un corto circuito que incendió varios objetos inmediatamente.

Esto inició la alarma entre los habitantes de dicha casa, quienes alertaron al 066 Emergencias sobre lo ocurrido.

Mientras llegaban los cuerpos de rescate, la familia del domicilio contiguo trataron de ayudar con cubetas de agua extraída de tinacos, sin embargo, al ver que poco podían hacer ante las enormes llamas, la desesperación comenzó a hacerse presente.

Instantes después, personal del H. Cuerpo de Bomberos y de Protección Civil arribaron a la zona referida, en donde con apoyo de efectivos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM), lograron contener el fuego y sofocarlo en su totalidad.

Para este momento, únicamente daños materiales eran parte del saldo que el corto circuito había causado, sin embargo, la exaltación que el evento provocó en un habitante de la casa de donde surgió el apoyo a los primeros afectados, hizo que este sufriera un ataque al corazón.

Inmediatamente recibió los primeros auxilios por parte del personal del Centro Regulador de Urgencias Médicas (CRUM), quienes también acudieron al momento de ser reportado el incendio.

Con apoyo de efectivos de Protección Civil y de Bomberos, quienes también cuentan con una amplia capacitación en este tema, trataron por más de 30 minutos reanimar al desafortunado, quien desafortunadamente no volvió a dar señales de vida.

Por lo anterior, fue solicitado el Ministerio Público en turno y personal de la dirección de Servicios Periciales de la PGJ, quienes realizaron las diligencias correspondientes y posteriormente solicitaron el traslado del occiso, que contaba con 47 años de edad, al Servicio Médico Forense, en donde también se dio inicio a los trámites legales.