“No nos dieron ninguna notificación para desalojar”

Metrópoli 21/06/2016 01:39 Actualizada 08:54

Eran las 11:30 horas cuando Miguel Ángel Wong Soto, integrante del Comité Ejecutivo Nacional de la Unidad Cívica Felipe Carrillo Puerto, con micrófono en mano, apuró a los presentes para que se acomodaran en tres filas a lo largo de la calle Zaragoza, en dirección a la avenida 5 de febrero, para el inicio de la movilización, una más grande de la que la que se realizó el pasado viernes en la capital, que de igual forma generó caos vial y descontento entre los automovilistas afectados.

Desde antes de las 10:00 de la mañana, las banderas rojas y blancas comenzaron a conglomerarse en la entrada principal de la alameda queretana. Algunas de éstas totalmente desfasadas, pues mostraban a líderes comunistas como Mao y Stalin, repudiados desde hace décadas en sus países de origen, por sus excesos.

Ahí, algunos trabajadores de limpia recogían los últimos desechos del desalojo de los locales, ya que tenían que dejar todo listo para que, alrededor de las 15:00 horas, comenzaran los trabajos de remoción de las estructuras que cubrían la zona destinada a la venta de artículos.

En total, cerca 500 manifestantes tomaron las calles del primer cuadro de la ciudad con la intención de hacer escuchar su voz de lucha. Aunque la mayoría eran comerciantes, en esta ocasión recibieron apoyo de diversas organizaciones civiles representantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y los padres de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, entre otras.

Se sumaron además comerciantes de estados vecinos como Guanajuato, Michoacán, Estado de México y Ciudad de México, para exigir la reinstalación de los más de 300 vendedores que fueron desalojados de la Alameda Hidalgo. Desde ese lugar, las consignas se escucharon sobre Zaragoza hasta Melchor Ocampo donde dieron vuelta hasta Andrés Balvanera, siguieron por Ezequiel Montes y tomaron Francisco I. Madero, hasta la delegación Centro Histórico en el Jardín Guerrero.

El contingente se detuvo. Eran las 12:00 horas. Durante media hora, varios manifestantes tomaron el micrófono para recordar el motivo de su movimiento, Y después seguir con su avance, ya que su objetivo principal era llegar a Plaza de Armas, frente al Palacio de Gobierno del estado.

En este lugar los esperaban algunos de los comerciantes que se mantienen en plantón indefinido desde el pasado sábado. La marcha arribó al lugar a las 12:45 horas donde las peticiones y consignas no pararon hasta después de las 14:00 horas.

Durante el mitín, los comerciantes afectados mostraron documentos en donde, afirmaron, se constataba el pago de licencia emitido por el municipio de Querétaro con fecha de junio de 2016, como el caso de Guadalupe González, quien tiene 26 años como comerciante de ropa. Aseguró que la mercancía adentro de su local ascendía un monto de 50 mil pesos.

“Con esto queremos demostrar que estamos pagando nuestra licencia, tarjeta, también pagamos impuestos y tenemos al corriente todo el año. Este documento tiene fecha de pago de junio, con vigencia todo el año y no se nos dio ningún aviso ni notificación del desalojo”, sentenció.

Temas Relacionados
“No nos dieron ninguna notificación”