Una jornada que inició con una oración

16/07/2016
02:03
-A +A

“Hicimos una oración juntos y nos dimos mutuamente una bendición”, compartió María Teresa García, esposa de Marcos Aguilar Vega, presidente municipal de Querétaro, quien este viernes rindió su primer informe de actividades.

La presidenta del Sistema Municipal DIF estuvo en su primera rendición de cuentas ante los ciudadanos, como lo ha acompañado desde su etapa como candidato a la alcaldía.

Escoltada en primera fila por el dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya Cortés, y el gobernador del Puebla, Rafael Moreno Valle, escuchó atenta los logros obtenidos durante estos casi diez meses de la administración de su esposo.

“Antes de que saliéramos le dije que le fuera bien, que yo sabía que le iba a ir bien, porque ha trabajado incansablemente todos los días. Salimos a trabajar como todos los días, con el gran deseo de que a Querétaro le vaya bien”, indicó.

La primera cita del alcalde fue ante el Cabildo municipal, en Centro Cívico. Posteriormente llegó al Querétaro Centro de Congresos, donde lo esperaban cientos de personas pertenecientes a diversas asociaciones de comerciantes, los cuales llegaron muy temprano, decían que “desde las seis de la mañana”.

Con pancartas de apoyo, matracas y porras animaban el ambiente a la entrada del recinto. Los comentarios suspicaces no faltaron, pues algunos insinuaron que se trataba de “acarreados”, quienes con torta en mano no dejaban de animar al presidente municipal a su llegada.

Los comerciantes hicieron una valla humana, a través de la cual desfilaron secretarios, presidentes municipales, diputados locales y federales, ex gobernadores, presidentes de asociaciones civiles y empresariales, directores de medios, así como ciudadanos invitados.

Previo al evento, el elevador del tercer piso del QCC comenzó a llenarse de reporteros. Eso esa señal de la llegada de alguien importante. Las puertas del ascensor se abrieron y detrás de ellas apareció unos de los políticos más sonados de los últimos meses debido a sus aspiraciones presidenciales. Los reporteros no dudaron en abordarlo y realizar la famosa entrevista “banquetera”.

Por el mismo ascensor también hicieron su aparición personajes como Ricardo Anaya Cortés y viejos conocidos de la política queretana, como los ex gobernadores Francisco Garrido Patrón e Ignacio Loyola Vera, así como el ex presidente municipal y ex candidato a la gubernatura Manuel González Valle.

Minutos después de las 10 de la mañana llegó el gobernador queretano, Francisco Domínguez, junto con el presidente municipal, Marcos Aguilar, quienes ingresaron al salón El Corregidor, donde lo esperaba otra multitud. En primera fila, la clase política y empresaria, y al fondo, los ciudadanos, esos que el 7 de junio de 2015 le dieron el triunfo electoral a actual alcalde.

El orden del día incluyó los honores a la bandera, donde la Banda de Guerra de la XVII Zona Militar y el Coro Infantil y Juvenil Santiago de Querétaro fueron los protagonistas.

Luego, un video mostró a un Marcos Aguilar cercano a la gente, hablando de algunas de las acciones de su gobierno.

Las fallas en el sonido pusieron nervioso a más de uno, especialmente al edil, quien en el estrado estuvo acompañado por el gobernador Francisco Domínguez, la magistrada de Tribunal Superior de Justicia, Consuelo Rosillo Garfias, y el presidente de la Mesa Directiva de la LVIII Legislatura, Eric Salas.

En su mensaje, el edil capitalino fue interrumpido por los aplausos de los presentes cerca de 20 veces. El tema del desalojo de los comerciantes de la Alameda fue el que recibió la ovación más sonora, seguido de los constantes agradecimientos al gobernador del estado y las menciones a Ricardo Anaya y a su esposa María Teresa García.

Los apoyos brindados a los adultos mayores y el programa Tómate la vida en serio, conocido coloquialmente como Torito, fueron de los temas más reconocidos por los asistentes.

Otros como el helicóptero arrendado en la etapa en la que Rolando Eugenio Hidalgo Eddy fungió como titular de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, provocaron algunas risas disimuladas.

El discurso de Aguilar Vega continuaba pasado el mediodía y el tedio de algunos invitados se hizo notar, éstos atendían más a sus teléfonos celulares que a los detalles del edil. No faltó quien se echó un “coyotito”.

“Queremos que nuestro municipio progrese y se desarrolle. Ese futuro mejor ya es nuestro, depende solamente que decidamos seguir trabajando juntos”, dijo para concluir.

María Teresa García, su esposa, lo tiene claro: “Hay mucho que hacer todos los días por el municipio de Querétaro y, como siempre lo digo, necesitamos a todas las personas que se sumen. El gobierno no lo puede hacer todo, necesitamos que las personas nos ayuden y que juntos trabajemos sociedad y gobierno”.