Pide justicia joven golpeado por policías

16/02/2013
06:57
-A +A

El joven Ricardo Ramos Ruiz, quien  asegura haber sido golpeado por policías municipales del municipio de San Juan del Río en dos ocasiones, pide justicia y que se castigue a los responsables.

Además denunció que el secretario de Seguridad Pública Municipal, Raúl Rosales ha dado información equivocada a las autoridades y no son congruentes con los hechos registrados el 14 y 21 de diciembre del 2012.

De acuerdo con lo relatado por Ricardo Ramos Ruiz, de 23 años de edad, el pasado 14 de diciembre circulaba a bordo de su camioneta sobre la calle Río Moctezuma cuando fue detenido por una unidad del Grupo Especial de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM), por ir hablando por teléfono.

La acción, agregó, no solo concluyó en la infracción, sino también en una severa golpiza que le propinaron los policías, quienes, aseguró,  lo amenazaron de que en caso de denunciarlos “le iría peor”.

Sin embargo luego de denunciar los hechos ante las autoridades correspondientes, Ramos Ruiz señaló que de nueva cuenta lo golpearon, no importándoles que ya existiera una denuncia penal por los hechos. Dijo que los policías que lo agredieron en dos ocasiones, aparentemente sin razón alguna, se encuentran plenamente identificados.

Como informó EL UNIVERSAL  Querétaro, el 20 de diciembre de 2012, María Magdalena Ruiz Trejo, madre del ofendido, irrumpió en una reunión de los representantes del Plan de Desarrollo Municipal, para hacer pública la denuncia contra policías municipales por la brutal golpiza de la que fue objeto su hijo, solo por hablar por teléfono mientras conducía, hechos constatados en la denuncia SJR4/399/12 por abuso de autoridad.

Ricardo Ramos Ruiz asentó que después de la primera golpiza fue visitado por el secretario de Seguridad Pública Municipal, Raúl Rosales quien le garantizó que no le volvería a pasar nada; sin embargo dijo que de nueva cuenta fue golpeado.

El joven argumenta que el mismo secretario ha cambiado toda la versión de los hechos, mostrando un escrito en donde se indica que dos de los oficiales señalados como los responsables están en puestos administrativos, por lo que no era posible que estuvieran el día de los hechos.

Esta acción, aseguró Ricardo Ramos, le ha molestado, ya que el funcionario sólo ha intentado cambiar la versión de los hechos defendiendo a los policías.

“Yo solo pido justicia, que se castigue conforme a derecho, yo no pido otra cosa; pero no se vale que ahora el secretario, Raúl Rosales intente cambiar todo, defendiendo a los policías al decir en un escrito que los policías, que señalé como los que me agredieron, no estaban en el lugar y que están adscritos a áreas administrativas”.

Asentó que esa versión es mentira porque un oficial de nombre Camilo Reséndiz Mejía, bajó de la unidad 2-900, alrededor de las ocho y media de la noche del pasado viernes. Asentó que la averiguación previa sigue su curso, pero tiene temor de que el secretario esté cambiando las versiones para salvar a sus elementos y no se castigue a los responsables.