18 / septiembre / 2021 | 14:48 hrs.

Lluvias benefician al sector campo: Ozores

Metrópoli 12/10/2013 00:01 Actualizada 10:27

El presidente de la Asociación Ganadera de Querétaro, Miguel Ozores Irastorza, informó que tuvieron un beneficio que se traduce en ganancias superiores al 15%, ésto luego de las precipitaciones que se han presentado en el estado.

2013, a su decir, es uno de los años más benéficos para el campo y la ganadería porque las presas se encuentran llenas y garantizan riego y por lo tanto alimento para las cabezas de ganado.

“Ha sido muy bueno con los beneficios que hemos tenido de la lluvia porque hasta el mes de junio pintaba una sequía muy fuerte y afortunadamente ha sido benéfico”, señaló Ozores Irastorza.

Las lluvias han permitido una disminución en el costo de los alimentos para el ganado, como es el caso de los granos, que pasaron de 5 pesos a 3.50 pesos por cada kilo; y en el caso del forraje el costo disminuyó en 50%.

“Gracias a estas lluvias tenemos 15% de beneficio para los productores de autoempleo ; tenemos alrededor de 50 mil productores del estado de Querétaro, que aportan 3% del PIB de la entidad”, indicó el presidente de la Asociación Ganadera en el estado.

Miguel Ozores explicó que en Querétaro se producen un millón de litros de leche cada día y se envían al Distrito Federal 20 mil cabezas de ganado cada mes.

Daños al campo

El secretario de Desarrollo Agropecuario del estado, Manuel Valdés Rodríguez, dio a conocer que ya se terminó el recorrido de las mil 500 hectáreas que se reportaron con posibles siniestros, ésto derivado de las precipitaciones, de las cuales, sólo fueron 418 las que sufrieron algún daño.

El funcionario destacó que no fueron daños significativos en comparación con las mil 600 hectáreas que ya fueron cosechadas.

Se trata de un total de 85 familias a las que se les está atendiendo para recuperar su patrimonio, según dijo el secretario.

Al ser cuestionado sobre el número de familias afectadas, aseguró que resulta más importante resaltar que las lluvias fueron más benéficas que dañinas.

“Es más importante hablar de las 160 mil hectáreas que sí se cosecharon, creo que la cantidad es mínima y en cualquier actividad debemos considerar una merma”, aseveró Valdés Rodríguez.

Agregó cada año se tiene una merma en el campo de 30% del cultivo, de ahí que resulte poco importante el daño por las lluvias.

“La verdadera noticia es que fue un excelente año y que las pérdidas han sido mínimas”, concluyó.