Gusano descortezador afecta 500 hectáreas | Querétaro

Gusano descortezador afecta 500 hectáreas

Metrópoli 12/10/2013 00:01 Actualizada 08:43

El delegado en Querétaro de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Óscar Moreno Alanis, detalló que más de 500 hectáreas de superficie se han visto afectadas en la zona serrana derivado del gusano descortezador. Subrayó esta problemática se ha dado principalmente en los municipios de Landa de Matamoros, Pinal de Amoles, Jalpan de Serra y parte de Arroyo Seco.

“El gusano descortezador se presenta normalmente en las zonas forestales, en específico en los pinos y el dato que tenemos ahorita en la Semarnat que la Comisión Nacional Forestal (Conafor) no han dado es que actualmente traemos una superficie de 500 hectáreas reportada como afectada, y que a su vez estarán empezando a sacar los dueños de los predios”, comentó Moreno Alanis.

El delegado de Semarnat detalló que en estos casos, antes de retirar los árboles de la zona afectada se lleva a cabo una evaluación con el propósito de verificar si con tratamientos de saneamiento se soluciona el problema.

“Primero se hace un muestreo para ver si efectivamente están afectados los árboles en su totalidad, lo que se hace en algunos casos es sanearlos y los que ya no tienen remedio en su momento se da la autorización para poder retirarlos”. No obstante, recordó que el proceso de retiro de árboles va acompañado de un programa de manejo, por lo que se tienen la obligación de llevar acciones de reforestación y restablecimiento de los mismos suelos que en su momento sean modificados.

“Estamos trabajando en ello, y aquí lo importante es que el particular de inmediato avise a la Conafor, para que se pueda delimitar la superficie que efectivamente este afectada mediante la extracción de la madera, toda vez que nosotros nos encarguemos de hacer una notificación correspondiente”, añadió Óscar Moreno.

Respecto a la comercialización de la madera de los árboles, Moreno Alanis informó que este año se han dado 100 permisos para ello, pero es una estadística muy baja comparada con otros periodos.

“Nosotros nos encargamos de regularizar las autorizaciones para que las personas puedan vender la madera del árbol en forma legal, toda vez que en este año hemos dado como 100 notificaciones”, manifestó el funcionario.

Respecto a las sanciones que se pudieran hacer en caso de encontrar personas que vendan la madera de los árboles de forma ilegal, el funcionario público dijo desconocer el dato. Sin embargo, aseguró existe una constante vigilancia de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conam).