12 / junio / 2021 | 16:08 hrs.

Aula didáctica en el CETIS número 105

Metrópoli 12/03/2013 03:18 Actualizada 10:24

El secretario de Obras Públicas municipal, Gerardo Vega González, anunció la construcción de un aula didáctica para personas con capacidades diferentes en el Centro de Estudios Tecnológicos, Industriales y de Servicios (CETIS) “Ignacio Pérez”, número 105, con una inversión de un millón 100 mil pesos, que quedará lista en 120 días.

Durante la ceremonia de honores a la bandera, directivos y estudiantes manifestaron que es necesario implementar espacios para que todas las personas, sin importar capacidades, puedan tener educación.

Actualmente, en este espacio educativo se da atención a 61 personas por medio del Centro de Atención a Estudiantes con Discapacidades (CAED).

María Dolores Barrón Chávez, de 20 años de edad, viene de Tequisquiapan y cursa actualmente el primer semestre en el CAED. Ella es sordomuda, utiliza un auxiliar auditivo y el lenguaje de señas mexicano. A través de un intérprete, María Dolores comenta que en el municipio de Tequisquiapan había buscado una preparatoria que le permitiera desarrollarse.

En una visita que realizó con su familia a la capital conoció el sistema educativo de CAED, y asegura que si ella tuviese las posibilidades crearía una preparatoria igual en Tequisquiapan para que sus más de 18 compañeros, sordomudos al igual que ella, pudieran tener acceso a la educación.

“Yo quiero estudiar más. A mí me gusta porque en el futuro puedo encontrar un trabajo mejor, ser más inteligente y puedo ser capaz de lograr muchas cosas. Antes estaba en una escuela en Tequisquiapan y no había bachillerato”, dijo.

El director de la escuela, Guillermo Concha Rodríguez, manifestó que en la escuela predominan las personas que son débiles visuales y quienes cuentan con una discapacidad motriz, por lo que se realizaron adecuaciones al plantel para mantener un espacio digno para los estudiantes. La inversión en esta obra fue de un millón de pesos, mientras que la adquisición de impresoras con sistema braille, computadoras y software, entre otras cosas, fue obtenido gracias a la Secretaría de Educación Pública (SEP).

“En cualquier plantel pudieran entrar los chicos con discapacidad, solo que en el bachillerato no escolarizado necesitan los materiales especiales y se tienen que dar las facilidades para poderlo hacer”, apuntó el director.