Difieren sobre robo

Metrópoli 10/02/2014 00:08 Actualizada 11:49

De acuerdo con el secretario de Gobierno, Jorge López Portillo Tostado, en Querétaro durante 2013 se detectaron ocho tomas clandestinas con las que se robaba combustible de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Afirmó que este delito ha ido a la baja en la entidad gracias a estrategias que se aplican desde hace más de tres años; destacó que Querétaro no está en el top 15 de las entidades con más robo de combustible, pese a ser una de las regiones más transitadas del país.

“Dentro de los primeros 15 lugares de robos en el país no está Querétaro, tiene uno de los índices más bajos y tenemos de los cruceros más importantes de gasoductos, oleoductos. Hemos podido abatirlo en los últimos tres años ha habido un abatimiento importante en el robo de ductos de Pemex”, informó.

Sin embargo, de acuerdo con informes de la Dirección Corporativa de Administración y la Gerencia de Servicios de Seguridad Física de Pemex en Querétaro se detectaron 33 tomas clandestinas, en un año donde se perpetró el mayor número de robos en contra de la paraestatal.

“Tenemos una este año, tuvimos el año pasado ocho, fueron el año anterior 17, la verdad es que la reducción ha sido mucho muy importante”, dijo López Portillo.

Expuso que la reducción en este delito es gracias a la coordinación que existe entre los cuerpos de seguridad de los tres niveles de gobierno, con quienes se han aplicado estrategias desde el inicio de la administración.

“Ha sido fundamentalmente por un esfuerzo de coordinación promovido por el gobernador José Calzada entre las autoridades federales implicadas en el tema como la Policía Federal, el mismo Pemex con quien seguimos teniendo reuniones bimestralmente, el Ejército Mexicano y de las Policías estatales como la PGJ y la SSC pero también implicados en el esfuerzo las policías municipales”, mencionó.

De acuerdo con los informes oficiales que Pemex entregó al Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI) durante 2013 “el crimen organizado realizó —en promedio— una perforación cada 14 kilómetros para instalar una red de tomas clandestinas”.

En ese año se detectaron 2 mil 614 tomas clandestinas en 3 mil 651 kilómetros, números que representan el mayor número de ilícitos en contra de la paraestatal; durante 2013 se efectuaron en promedio siete perforaciones diariamente.

En lo que respecta a Querétaro, se indica que hubo 33 tomas clandestinas: 18 en San Juan del Río, ocho en Pedro Escobedo, cinco en Corregidora, y dos en la capital, una de ellas en Juriquilla.