03 / agosto / 2021 | 18:19 hrs.

Vecinos y comerciantes se unen contra parquímetros

Metrópoli 08/06/2016 01:10 Actualizada 11:12

Vecinos y comerciantes del Centro Histórico dieron a conocer una nueva campaña contra la instalación de parquímetros en el primer cuadro de la capital del estado, por considerar que estos aparatos afectarán su calidad de vida y sus negocios.

Señalaron que a partir de ayer comenzaron a colocar mantas en las fachadas de sus casas y locales para expresar su rechazo a la instalación de estos aparatos, iniciativa que promueve el alcalde Marcos Aguilar Vega.

Virginia Escoto, Teresa Roldán, Jesús Osornio, Arturo Rueda, Sergio Pozas, Eduardo Sánchez, Eugenia Hernández, vecinos y representantes de las calles 19 de Julio, 5 de Mayo, Ezequiel Montes, Régules, el mercado de La Cruz, y la Asociación de Empresarios del Centro Histórico, encabezada por Alfredo Serrano Méndez, entre otros, pidieron el apoyo de la población para evitar la instalación de parquímetros en el primer cuadro.

Señalaron que las obras los están “sitiados”, pues no pueden salir de sus hogares, y sus ventas se ven mermadas.

Virginia Escoto, de la calle 19 de Julio, dijo que esta medida “no tiene fundamento de ningún beneficio para la gente trabajadora, para los ciudadanos comunes y corrientes, que todos los días circulamos por Querétaro”.

Señaló que no pagarán por estacionarse fuera de sus hogares, además de que pierden clientes, son gastos excesivos, y deberán pagar para estacionarse en la calle sin que represente una seguridad para sus vehículos.

“No tenemos la infraestructura que se tiene en otros países, como en Europa, para hacer menos uso de los vehículos. Tenemos derecho de movilidad en la ciudad y con esta medida se inhiben nuestros espacios para transitar libremente. Como Centro Histórico, estas modificaciones alteran la imagen colonial”, explicó, además de que los parquímetros parecen negocios de alguien que vende esos equipos.

Afirmó que muchos negocios podrían cerrar por la falta de clientes, quienes no acudirán al Centro Histórico al tener que pagar por estacionarse en la calle.