Saldo blanco en ceremonia | Querétaro

Saldo blanco en ceremonia

Metrópoli 05/02/2013 15:59 Actualizada 16:02

Justo como se había previsto, la ceremonia conmemorativa del 96 aniversario de la promulgación de la Constitución de 1917, presidida por el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, se llevó a cabo en medio de un impresionante operativo de seguridad comandado por el Estado Mayor Presidencial (EMP).

Alrededor de mil 500 elementos del Ejército Mexicano, Comisión Nacional de Seguridad (CNS), Policía Estatal y Municipal, participaron en el resguardo del evento, al que las corporaciones asistieron con equipo antimotines para cualquier eventualidad que pudiera ocurrir, y que finalmente no se registró, dejando saldo blanco, según las autoridades.

Desde la noche del lunes comenzaron a aplicarse medidas de seguridad, que comenzaron con el cierre de calles del Centro Histórico que desembocan en el Teatro de la República, a por lo menos dos cuadras a la redonda, poniéndose en operación 150 elementos de la SSPM de Querétaro, según datos de la dependencia.

El ingreso al recinto histórico, fue sumamente controlado por personal del EMP y del ejército, quienes para permitirlo, solicitaban una identificación que certificara la institución de procedencia y actividad a realizar, así como la acreditación de registro previo que permitiera el acceso.

El operativo interinstitucional se extendió por prácticamente todo el primer cuadro del centro, incluso con algunos efectivos de diversas corporaciones vestidos de civiles entre la multitud.

Por su parte, la Unidad Estatal de Protección Civil (UEPC), también colaboró en el festejo con el cien por ciento de su personal, que se encargó de que se llevara a cabo con las medidas preventivas necesarias que garantizaran la seguridad de los asistentes, en lo que a ellos compete.

En entrevista, el titular de la UEPC, Gerardo Quirarte Pérez, destacó que “el operativo resultó eficiente, no tuvimos ninguna novedad, incluso en el tema de los honores plenos y las detonaciones (de cañones de salva), se tomaron todas las providencias correspondientes y no tuvimos ningún reporte, ni siquiera un vidrio fracturado, nada”, destacó el funcionario estatal.

Unas 600 personas entre funcionarios y medios de comunicación, entre otros, ingresaron al inmueble sin ninguna complicación, mientras que en el exterior el número era mucho mayor contabilizando a los elementos de seguridad y espectadores, al respecto, Quirarte Pérez enfatizó que “en materia de protección civil, estuvimos muy al pendiente desde hace varias semanas y afortunadamente se reporta sin novedad como un evento digno de la ciudad de Querétaro”, dijo tras concluir la celebración.

En al menos tres ocasiones, jóvenes del Frente Estatal Juvenil, #YOSOY132 y otras organizaciones civiles, se hicieron presentes en las cercanías del Teatro de la República, hasta donde las vallas de seguridad se los permitieron, gritando diversas consignas contra el mandatario federal.

En cada una de las veces, fueron reprobadas por simpatizantes del Presidente de la República, con quien mantuvieron acaloradas discusiones que estuvieron a punto de llegar a los golpes y que fueron pacificadas por los mismos involucrados en las protestas.

En ningún momento fue necesario utilizar la fuerza pública, toda vez que los manifestantes se retiraron apenas minutos después de su arribo al Jardín Zenea.