Fear, un cómic que va más allá de la lectura