Crece el negocio del placer, durante la cuarentena