#NuestrasHistorias: "Traigo el futbol en la sangre" | Querétaro

#NuestrasHistorias: "Traigo el futbol en la sangre"

Nuestras Historias 27/11/2017 16:13 Danaý Martínez Actualizada 16:13

Tras retirarse de la cancha, Agustín Morales creó el Ceforam

En la comunidad de Cuesta Colorada en Hércules, con apenas cuatro años, Agustín Chino Morales comenzó a patear un balón, fue entonces que trazó su destino.

“Mis tíos jugaron futbol profesional, de ahí nació mi afición hacia el futbol. Lo traigo en la sangre. Era muy aficionado al futbol y desde niño tenía mis metas. Donde ahora es Milenio, antes era cerro y me iba a correr ahí, veía a lo lejos el estadio Corregidora, pensaba en que iba a jugar ahí", señala Morales.

Agustín fichó para el equipo de Cruz Azul y debutó en la temporada 90-91. Con apenas 19 años, César Luis Menotti lo convocó a la selección nacional mexicana. Ahí compartió con jugadores de la talla de Nacho Ambriz, Claudio Suárez, Jorge Campos y Ramón Ramírez.

Cuando se retiró de las canchas, se preparó para ser director técnico en la ENDID y actualmente dirige un proyecto denominado Centro de Formación Agustín Morales, que es una filial del club Pachuca.

“Nuestros chavos vienen con el gusto de aprender y obviamente aspirar a lo más grande. Les buscamos becas deportivas en algunas instituciones. Tenemos categorías desde los cuatro años hasta la cuarta división que es de 19 a 20 años. Nuestros profesores tienen un perfil especial, no se habla con groserías, el fair play es parte de la ideología”, dijo su esposa y directora administrativa, Tania Cárdenas.

Ceforam tiene dos sedes, una está sobre la Avenida 27, en la colonia Lomas de Casa Blanca y la otra en las instalaciones de Lobos Iteca en el Centro Histórico; además realizan actividades en el Parque Querétaro 2000.

Los resultados de su trabajo ya pueden ser apreciados, tienen a siete niños queretanos, salidos de Ceforam en fuerzas básicas de Cruz Azul, Necaxa y León.

“Lo mejor que me ha dejado el futbol es a mi familia, tengo tres hijos, son mi motor. Antes que futbolistas somos personas, sigo en esto porque me gusta mucho. Mantengo mi pasión y siempre vivo en el presente, mi historia ahí está, dejé huella es lo que le digo a mis alumnos, siempre dejen huella”, finalizó.