Real Querétaro, el equipo que siente cada victoria