Sax le dio su toque al rock nacional

Al integrante de La Maldita Vecindad, quien falleció ayer, se le deben los riffs que distinguieron al grupo mexicano

Sax le dio su toque al rock nacional
Foto: Archivo
Espectáculos 15/03/2021 04:13 Areli García Actualizada 11:55

El Kumbala apaga sus luces de neón, el Pachuco se viste de negro, el gran circo detiene su show. El sax de Eulalio Cervantes Galarza ha callado y el rock combativo hace una pausa.

“El fallecimiento de Sax pone de luto no sólo al rock en español sino a toda una generación”, dice el tecladista y guitarrista Iñaki Vázquez, integrante de Fobia.

“Era un músico que destacaba. El hecho de que su apodo haya sido precisamente su instrumento es porque era muy virtuoso, melódico, muy buen arreglista y como no le alcanzaba un saxofón para hacer las armonías que traía en su cabeza empezó a tocar con dos y a hacer unas armonías increíbles”, señala Iñaki.

A él se le deben algunos riffs más representativos dentro del género en temas como “Kumbala”, cuyo intro fue tocado por Sax.

Para el guitarrista Javier Bátiz, la partida de Sax deja un vacío en el grupo, pero también es algo que pega a la comunidad musical.

“Sax deja un espacio sin cubrir porque él era el único de un grupo famoso que tenía un saxofonista, era para que siguieran el camino otros músicos y nunca entraron. Se convirtió en un icono por las cosas que hacía, de repente tocaba con dos saxofones y era muy chistoso. Era un artista completo”, apunta.

El integrante de la emblemática agrupación falleció derivado de las consecuencias de Covid-19.

“Lalo trascendió de este mundo terrenal para refugiarse en los brazos del señor, él comienza a disfrutar su vida eterna para interpretar las mejores notas celestiales por ti y por ‘Nosotros los otros’”, expresó su esposa.

Un espíritu combativo.

Sax nació en octubre de 1968; desde muy joven encontró su pasión por la música. Comenzó componiendo y tocando instrumentos de viento de la escuela, lo que le dio recursos económicos, pero su objetivo era estudiar en el Conservatorio en la capital y lo hizo, encontrando en el saxofón su instrumento de vida.

La vida del músico no fue privilegiada, vivía con lo mínimo en la ciudad, buscando oportunidades y mezclando lo que había aprendido en la educación formal con lo que él quería hacer: música popular.

En ese ambiente en donde se buscaba darle un valor al rock hecho en español, en los 80, encontró a sus compañeros de proyecto musical y de vida: Roco, Aldo y posteriormente Pato, pues la banda tuvo diversos integrantes. Desde sus inicios, el grupo se caracterizó por su espíritu combativo.

Si bien La Maldita fue su prioridad musical, cada integrante tuvo proyectos y colaboraciones alternas.

Apenas el pasado 5 de marzo había lanzado “Otros nosotros”, cuando ya enfrentaba el Covid.

Comentarios