18 / junio / 2021 | 06:49 hrs.

Luto por la mejor actriz del mundo

Jeanne Moreau, alabada por Orson Welles e ícono del cine francés, murió ayer a los 89 años

Cine francés, Jeanne Moreau, nouvelle vague, Diario de una camarera, muerta, revista Closer
Moreau fue clave en el desarrollo del cine de la nueva ola francesa (AP)
Espectáculos 01/08/2017 03:47 Redacción y agencias Actualizada 17:10

Jeanne Moreau, una de las actrices más emblemáticas del cine francés y musa de la nouvelle vague, falleció en París a los 89 años de edad.

Moreau, que actuó en más de un centenar de películas a lo largo de 65 años de carrera, incluyendo Los amantes de Louis Malle, Jules y Jim de François Truffaut y Diario de una camarera de Luis Buñuel, fue hallada muerta en su domicilio de la capital francesa, indicó su agente, quien confirmó la noticia de la revista Closer.

Según varias fuentes, la actriz fue hallada sin vida ayer por la mañana por la señora de la limpieza.

“Se ha ido una parte de la leyenda del cine”, declaró el presidente francés Emmanuel Macron en un comunicado en el que describió a Moreau como una mujer “libre, rebelde y al servicio de las causas en las que creía”.

La ministra de la Cultura, Françoise Nyssen, agregó: “Ella se ha ido, pero su voz, su genialidad, su visión del mundo prevalecerán”.

Su belleza fuera de lo común y su voz profunda fascinaron a varios grandes cineastas, como Joseph Losey (Eva), Wim Wenders (Hasta el fin del mundo) y Orson Welles (Una historia inmortal), quien la describió como “la mejor actriz del mundo”.

Pasó además detrás de la cámara en dos ocasiones. En 1976 dirigió el filme Lumière y en 1979 El adolescente, con Simone Signoret.

“Tengo dentro una especie de energía que no controlo”, explicaba esta artista para quien el cine “no era una carrera sino una vida”.

“Para mí el cine nunca ha sido una industria”, dijo en una ocasión. “No me importa mi valor” en la taquilla.

Moreau, quien trabajó hasta los 87 años, pensaba que con el tiempo y el éxito, hacer su trabajo se estaba volviendo “cada vez más difícil” sobre todo ante la “tentación, a la que no se debe ceder, de hacer cualquier cosa para agradar al público en lugar de hacer aquello con lo que estamos profundamente de acuerdo”.

Jeanne Moreau interpretó en la pantalla grande a varias mujeres rebeldes, anticonformistas y marginales.

En Moderato cantabile de Peter Brook, que le valió el premio de interpretación femenina en el Festival de Cannes en 1960, dio vida a una mujer de la burguesía insatisfecha, atormentada y disconforme.

Protagonista de Jules y Jim de François Truffaut (1962), uno de los filmes más emblemáticos de la nouvelle vague, encarnó a una mujer libre y moderna y en La novia vestía de negro (1967) mató fríamente a cinco hombres por venganza.

Su labor fue recompensada en las dos últimas décadas de su vida con importantes premios.

En 1998 recibió un Oscar honorífico de su carrera de manos de Sharon Stone y 10 años después un Super César de honor de la Academia francesa.

Jeanne Moreau comenzó su carrera en el teatro a los 19 años tras salir del Conservatorio.

Desafiando los deseos de su padre, dueño de un restaurante, integró la Comedia Francesa y participó en 1947 en el primer Festival de Aviñón, al que regresó en numerosas ocasiones, la última en 2010.

En el teatro, dio vida a textos de Jean Cocteau, Frank Wedekind o Heiner Müller, bajo la dirección de los más grandes directores (Brook, Vitez, Régy, Grüber). Con su voz inimitable, incursionó también en el mundo de la canción, como lo demuestra su interpretación de “Le Tourbillon”, el tema de la película Jules et Jim, o la canción del filme India Song, de su amiga Marguerite Duras, otra mujer que marcó el siglo XX francés con su poder creativo.

Jeanne Moreau se casó dos veces, la primera en 1949 con el cineasta Jean-Louis Richard, con quien tuvo un hijo, Jérôme, y luego con el director de cine estadounidense William Friedkin, de quien se separó al cabo de dos años.

Comentarios