Llaves del reino. De lo grotesco a lo romántico

La exposición del egipcio Hassan Khan perfila un paisaje imaginario atrapado en la esclavitud y la explotación
Llaves del reino. De lo grotesco a lo romántico
Fotos: Perla Sánchez
19/01/2020
10:40
Perla Sánchez
-A +A

Madrid, España.-  

El Palacio de Cristal fue construido por Ricardo Velázquez Bosco en 1887, este espacio fue concebido originariamente como invernadero para la exposición de flora de las islas Filipinas, colonia española por aquel entonces. El uso de las columnas de hierro colado y de las amplias superficies de cristal permite una planta inusitada, monumental y diáfana a la vez. Posteriormente se utilizó como sede de la exposición nacional de bellas artes, celebrada cada dos años. Desde 1990 alberga proyectos e instalaciones específicas de artistas contemporáneos.

En 2020 este recinto de ensueño alberga en su interior una mirada del artista egipcio Hassan Khan quien ha concebido un proyecto llamado Las Llaves del Reino, una exposición que toma el populismo turbulento de nuestros días y su fascinante procedimiento de aprovechar lo grotesco como arranque para producir multitud de formas.

De manera análoga, Khan se apodera del Palacio de Cristal con una serie de banderas y huellas entre lo grotesco y lo sublime, lo vulgar y lo romántico, que perfilan un paisaje imaginario sustentado en un pasado atrapado en la esclavitud y la explotación con un sentimiento de aprensión carnavalesco.

Hassan Khan

Existen múltiples referencias, contextos, técnicas que dan cita al artista británico de origen egipcio, que además de creador plástico es compositor e intérprete musical, y viene trabajando en las más diversas disciplinas: performances, textos, fotografías, vídeos, esculturas e instalaciones, brindando un lenguaje propio que imprime en cada uno de sus proyectos.

La expo

Las Llaves del Reino es una expo que se disfruta dentro del Palacio de Cristal con un recorrido por 16 banderas sobre mástiles, todas bordadas. En ellas encontramos desde figuras burlescas y formas próximas a la caricatura a animales y trazos abstractos.

Forma parte de la exposición un mural de azulejos llamado Happy Empire, en el que encontramos  cerdos, vacas y un tigre. Todo en conjunto crea debajo de todos aquellos cristales  un mundo imaginario, de cuento, y todos los visitantes aprovechan cada fondo y cada reflejo para disfrutar el paisaje y del arte. Un arte alternativo al alcance de todos.

En esta muestra organizada por el museo Reina Sofía, el músico y artista plástico Hassan Khan, a través de una exposición de esculturas de vidrio, murales digitales y otras formas, toma como punto de partida el tumultuoso populismo del siglo XXI.

Comentarios