Disparos, mirada de la violencia en México

Jair Cabrera ha trabajado por una década en retratar los caminos que la inseguridad ha dejado en la capital del país
Disparos, mirada de la violencia en México
Foto: Perla Sánchez/Obture Press
07/10/2019
03:30
Perla Sánchez
-A +A

París, Francia

De Iztapalapa a Francia, llegó Jair Cabrera, fotoperiodista mexicano de 31 años, a presentar en París el largometraje “Disparos” creado por Rodrigo Hernández Tejero y Elpida Nikou en el año 2018.

Este material cinematográfico le ha dado vueltas a salas en la República Mexicana, ahora es el turno de que los franceses puedan disfrutar del documental y conozcan esa parte de México que solo Jair a través de su lente puede mostrar.

Es gracias al festival de cine “Viva México” que se realiza por séptima vez en la capital parisina que se puede conocer aún más a Jair Cabrera, un fotoperiodista que nació en una de las zonas más peligrosas de la Ciudad de México, en Iztapalapa.

Cabrera a los 17 años llega invitado por su hermano a un taller de fotografía en el centro cultural “El Faro Oriente” impartido por Jesús Villaseca otro distinguido fotoperiodista que fue Premio Nacional de Periodismo en el 2003. De Villaseca aprendió la frase: “Aunque no se vuelvan fotógrafos, la fotografía les va a cambiar la vida”.

En las salas del cine “Luminor Hôtel de Ville” Cabrera cuenta como debe lidiar con las altas tasas de criminalidad de México, la falta de empleo y las deficiencias en la educación.

Cabrera retrata su barrio y la vida de sus amigos, registra el aumento de violencia que se vive en su entorno.

Convertido ya en un fotógrafo profesional ve como muchos de sus amigos del barrio se involucran con los grandes cárteles de narcotráfico que han llegado a la capital mexicana a pesar de que las autoridades lo niegan.

Esa misma violencia que Jair lleva documentada desde hace más de una década, le toca a él también. En una cobertura en el estado de Guerrero, él y otros periodistas, quedaron atrapados en manos de un grupo armado, evento que cambió su vida y su perspectiva de la situación del país.

La experiencia

Después de ser víctima de un secuestro y el despojo de su material fotográfico decide salir de México y pedir asilo político en España. En Madrid recibe la invitación para cubrir junto con fotoperiodistas españoles parte de la guerra en Afganistán y acude a una nueva misión.

Los afganos, se sorprendían de ver a un mexicano y uno de ellos le dijo: “Llevamos aquí más de 40 años en guerra, ¿sabes cuantos periodistas han pasado por aquí? Pues han pasado miles ¿y sabes si la labor del periodista ha cambiado la situación? Pues no, no ha cambiado nada. ¿y sabes por qué? Porque han venido y han contado la guerra de Afganistán con sus ideas occidentales, el día que vengan a entender que somos otra religión otra cultura que están en otra zona, en ese momento van a entender la guerra de Afganistán.”

“Dicho evento me marcó mucho, nunca pasó por mi cabeza que algún día yo iba a terminar ahí haciendo fotoreportajes. Emprendí el viaje con 2 compañeros españoles y fue allá donde comprendí que tenía que regresar a México y seguir documentando la actualidad y la historia de mi país”.

El mensaje

En la sala de cine parisina después de observar el documental, un grupo de estudiantes de preparatoria aplaude. Entra caminando Cabrera con una camisa a cuadros, a su lado 3 de voluntarios del festival de cine que le ayudan a traducir preguntas que nacen de la intriga de jóvenes franceses que han visto durante 71 minutos la cruda realidad de México.

Un joven levanta la mano y pregunta ¿Cuál crees que sea la mejor forma de morir? Otra chica pregunta: ¿Es peligroso hacer fotoperiodismo en México? ¿Si tuvieras un hijo, lo educarías en México?

Cabrera lleva un mensaje a través del documental: “Disparos”, y responde en México muchos jóvenes abandonan los estudios ante la dificultad para conseguir trabajo y se ven dirigidos a una opción más fácil pero mucho más peligrosa: las pequeñas bandas delictivas.

“Ustedes son muy afortunados de estar en una escuela aprendiendo cosas, porque hay miles de jóvenes en situaciones de guerra o trabajo forzado en otros países que no pueden gozar de tener una educación. Disfruten todos los días como si fuera el último y ayúdense entre ustedes, porque es la única manera de tener un mundo más tranquilo. Sean positivos y sonrían todo el tiempo” menciona el periodista.

Jair Cabrera ha participado en exposiciones colectivas en diferentes lugares de México, ha trabajado para medios de comunicación internacionales y nacionales como: EL UNIVERSAL, Associated Press, EL País, Agencia de noticias Xinhua, La Jornada, Telesur, Deutsche Presse Agentur. Ha sido seleccionado por la revista Time entre las mejores fotos del 2015 con la cobertura del primer cadáver colgado en un puente de la Ciudad de México a causa del narcotráfico.

Cabrera recomienda que para hacer una buena foto hay que combinar tres cosas: los conocimientos intelectuales, el ojo y el sentimiento y solo así podrán hacer las fotos más sinceras. El concepto y la sensibilidad es lo que refleja una buena imagen.

Comentarios