De la moda pasó a hacer mascarillas

La diseñadora Sol Curiel ha tenido que reinventarse y usar su conocimiento para sobrevivir
De la moda pasó a hacer mascarillas
Foto: Perla Sánchez
09/08/2020
11:20
Perla Sánchez
-A +A

Madrid, España.-

Sol Curiel es una reconocida diseñadora de moda española dedicada desde 1990 al diseño y realización de vestuario. De 1990 a 2001 formó parte de Disseis, una empresa de confección y distribución de moda para mujer. Su estilismo es perseguido en Madrid para la creación de vestidos de novias y fiesta.

Desde 2001, la diseñadora tiene su propio taller instalado en un barrio muy céntrico de Madrid, y algunos de sus mayores clientes son grandes empresas y particulares del mundo del teatro. En su taller también imparte las clases de confección y sombrerería.

Cambio radical

Curiel es una gran profesional y cuida mucho los detalles en todas sus  creaciones. Es muy cercana y sus clientes relatan que tratar con ella siempre es un privilegio.

Es una mujer fuerte que ha sobrevivido a dos crisis españolas. Su tesón, voluntad emprendedora y creatividad han rescatado nuevamente su negocio “post efecto pandemia”, diseñando y confeccionando mascarillas para frenar los contagios de Covid-19 con estilo y mucho color.

q7-cubrebocas2_115717092.jpg

“No podía creer que tenía que cerrar mi taller, mi única fuente de ingresos. Debía entregar vestuarios para obras de teatro en España, vestidos de novia, y todo de repente había sido cancelado. Es increíble lo que puede cambiar la vida de una semana a otra”, comenta la diseñadora.

Durante el estado de alarma en España, que duró más de 100 días comenzando desde el 13 de marzo, y hasta junio, la diseñadora Sol Curiel durante la cuarentena comenzó confeccionando con retazos de telas y mucha creatividad, mascarillas para donarlas a centros de apoyo.

Después fue encontrando telas de sus viajes y rescatando diferentes culturas a través de sus diseños. Uno de ellos son las mascarillas con el rostro de la pintora mexicana Frida Kahlo, que en Europa admiran mucho.

Otras mascarillas las produce con telas de la India, los cubrebocas también las puede confeccionar a medida y, dependiendo el diseño, cuestan desde 8 euros la pieza.

q7-cubrebocas5_115717095.jpg

“No puedo dar clases aquí en taller por el espacio, y las medidas de seguridad no lo permiten, las obras de teatro y los eventos están suspendidos, no queda más que reinventarnos, es lo que hay.

“Salir adelante, ser pacientes y optimistas, porque esto también pasará como han pasado otras crisis, y hemos salido adelante”, señala la artista.

Con reconocidos premios en España al mejor vestuario y 25 años de experiencia, Sol Curiel pertenece a las más de 160 mil empresas de la comunidad de Madrid dedicadas al comercio. El turismo y el comercio suponen 20,6% del PIB madrileño, y siguen en juego millones de euros que se están perdiendo día con día.

 

Comentarios