¿Cómo cuidar la salud emocional de los niños durante la pandemia?

El confinamiento por la pandemia afecta el estado de ánimo de los menores de edad; recomiendan ponerles atención
¿Cómo cuidar la salud emocional de los niños durante la pandemia?
Foto: Demian Chávez
01/05/2020
05:11
Alma Gómez
-A +A

Querétaro, Qro.-

El aislamiento social para evitar contagios por el Covid-19 ha modificado por completo nuestra vida diaria; ha limitado el contacto físico, suspendido clases presenciales, cancelado las reuniones sociales, las fiestas infantiles en parques y jardines; incluso, convirtió nuestras casas en las nuevas oficinas.

Entre tanto cambio de rutina, es común que experimentemos cuadros de estrés, ansiedad y depresión. Sin embargo, hay un sector de la población que puede sentir estas mismas emociones de manera más intensa: los niños.

Recordemos que los más pequeños de la familia tuvieron uno de los cambios de rutina más drásticos en esta contingencia sanitaria, pues pasaron de asistir diariamente a clases, a tener un encierro domiciliario que ya ha durado más de un mes.

El especialista en psiquiatría infantil y de la adolescencia, Emmanuel Sarmiento Hernández, explica que la depresión, la ansiedad y la irritación son emociones que el niño puede experimentar durante la cuarentena, y que muchas veces pasan desapercibidas por el propio niño y también por sus familiares.

Por eso comparte cinco recomendaciones principales para cuidar la salud emocional de los niños durante estos días de encierro.

La primera recomendación es que los padres de familia tengan disposición para hablar de la contingencia con sus hijos; motivarlos a que pregunten y externen sus sentimientos. “No podemos hacer de cuenta que no pasa nada, porque sí pasa algo y ellos lo saben”. El especialista también señala que los padres deben mantener la calma y predicar con el ejemplo. Las mismas medidas de seguridad que se le pide a los niños, deben practicarlas ellos mismos.

“No podemos pedirles que estén tranquilos y serenos si nosotros como adultos no lo estamos, debemos demostrar tranquilidad, demostrarles que las cosas se resuelven con calma, aunque como adultos también podemos tener miedo. No estar comentando constantemente que tenemos miedo, hay momentos también para nosotros”.

También recomienda limitar la exposición de los niños a las noticias y las redes sociales, ésto para evitar que se pongan nerviosos. “En redes sociales se divulgaban falsas noticias, eso puede afectarnos mucho más, como adulto muchas veces cae ante la desinformación, los niños con más razón”, señala.

El especialista subraya que durante la cuarentena, los niños deben mantener una rutina lo más parecida a la normalidad.

“En la medida de lo posible debemos conservar la rutina, dormirlos y despertarlos a la misma hora, meterlos a bañar, no debemos tenerlos todo el día en pijama nada más porque no van a clases, respetar horarios de alimentación, se deben tener horarios para hacer la tarea, deberíamos aprovechar para tener un momento con ellos, no es recomendable que en sus tiempos libres se la pasen pegados a los videojuegos”.

Y lo más importante, señala, es permanecer atentos a cualquier cambio de ánimo en los niños, pues la irritación puede ser un sentimiento constante durante estos días de encierro. Insiste en que es normal que los niños se sientan deprimidos, ansiosos o enojados, sin embargo, cuando estas emociones sean muy intensas, se debe acudir con algún especialista.

“Debemos estar atentos a los cambios de emociones, la ansiedad y la tristeza son normales pero cuando se hacen muy intensas y prolongadas, debemos tener cuidado, tal vez por estos sentimientos los niños no pueden dormir, no quieren comer o comen demasiado, la mayor emoción que presentan los niños es la irritabilidad, muchos tienden a irritarse; no debemos espantarnos, simplemente estar al pendiente”, enfatizó.

Mi hijo en cuarentena. Desde hace más de 30 días, María Sandoval y su hijo Liam, de 7 años, guardan la cuarentena en su casa. Ella hace home office mientras él practica distintas actividades culturales a través de internet.

Al principio de la cuarentena, pasar los días resguardados en su hogar era mucho más sencillo, pero con el paso de los días comienzan a impacientarse.

Actualmente, dice “ ha sido un poco complicado. Al principio era más llevadero porque había muchas actividades que hacer; él se podía entretener fácilmente pero conforme van pasando los días se acaban las actividades o tardo mucho más en mi trabajo porque lo estoy atendiendo, lo tengo siempre cerca de mí, los trabajos ya no puedo hacerlos con cámara abierta, tengo que usar un micrófono cerrado porque para mi trabajo se necesita silencio. Conforme pasan los días se va haciendo más complejo”.

“A Liam le gusta hacer manualidades, tiene clases de yoga y violín por internet, lo pongo a hacer pasteles, le gusta pintar y conforme pasan los días quiere hacer menos cosas, está enfadado de esas actividades. Aunque él dice que se siente contento, de repente sí lo veo de mal humor, otros días lo veo muy sensible, tiene esos pequeños cambios de ánimo, aunque la mayoría de las veces se levanta contento, dice que extraña la escuela pero que también le gusta estar en casa”.

María Sandoval reconoce que este encierro le ha permitido acercarse a su hijo y disfrutar del tiempo juntos, aunque también reconoce que la casa es una bomba de emociones que ambos deben manejar.

“En la cuestión emocional él lidia con mis emociones y también con las de él; debemos trabajar mucho en la convivencia, mantener el equilibrio, hasta el momento vamos bien, cada vez estamos más exhaustos”.

El gobierno federal puso a disposición la página coronavirus.gob.mx/ninas-y-ninos, en el portal se pueden ver cuentos, caricaturas y videoclips para explicar a los niños todo lo relacionado a la contingencia sanitaria por el Covid-19.

Comentarios