Comerciantes se resisten al pago digital

Micro y pequeños empresarios no le ven ventajas a las transacciones con códigos QR, pues dicen, se reducen sus ganancias
Comerciantes se resisten al pago digital
Ilustración: Dante de la Vega
17/10/2019
06:18
Alma Gómez
-A +A

Debido a que el efectivo aún es la principal forma de pago entre los comercios del Centro Histórico de Querétaro, las transacciones digitales mediante códigos QR están lejos de ser una realidad en la entidad, pues los micro y pequeños empresarios aún se resisten a bancarizar sus comercios.

De acuerdo a cifras de la Canaco en Querétaro, 70% de las operaciones en micro y pequeñas empresas se realizan a través del pago en efectivo.

Alfonso González Hurtado, presidente de los locatarios establecidos del Centro Histórico, reitera que 60% de los comerciantes se resiste a las transacciones digitales, pero reconoce en los pagos a través de códigos QR una buena opción para fortalecer al comercio, pero también lo percibe como una realidad lejana.

Los pagos con tarjeta son más frecuentes en negocios medianos y grandes. Los líderes empresariales de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) y la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) señalan que sus afiliados ya superaron la barrera del efectivo y que todos aceptan pagos con tarjeta; sin embargo, en ninguno de estos comercios o restaurantes se realizan todavía pagos a través de códigos QR.

Octavio Mata, presidente de la Canirac Querétaro, celebra que el Banco de México impulse este nuevo tipo de transacción digital que permitirá a cualquier cliente realizar pagos a través de su teléfono celular.

Asegura que los restauranteros de la cámara están interesados en conocer más sobre dicha tecnología, por lo que ya se encuentra en diálogos con personal del Sistema de Administración Tributaria (SAT) para que puedan capacitar a todos los afiliados.

De igual forma, Carlos Ruiz, presidente de la Canaco estado de Querétaro, percibe múltiples ventajas al usar transacciones con códigos QR. La principal, la eliminación de las comisiones.

“Aún no tenemos registro de algún negocio afiliado que ya cuente con esta forma de pago, pero es una gran alternativa, manejaremos menos efectivo y no tendrá comisiones, eso es un gran beneficio para el comercio. Estamos analizando la plataforma y en comunicación con el Banco de México para sumarnos a esta iniciativa”.

CoDi es una plataforma desarrollada por el Banco de México para realizar transacciones de pago y cobro a través de teléfonos móviles. Lo anterior en un esquema 24 horas siete días a la semana, hasta por un monto de 8 mil pesos.

Algunos de los beneficios que se espera lograr con la implementación de esta nueva modalidad para las transacciones son: permitir que los microempresarios puedan aceptar pagos electrónicos sin costo adicional como el que les genera el uso de una Terminal Punto de Venta (TPV), eliminar el cobro de comisiones y disminuir el uso del papel moneda.

Según estimaciones del Banco de México, para diciembre de este año se tendrán mil 389 usuarios registrados en este sistema de Cobro Digital y se habrán realizado mil 886 transferencias de este tipo. Para septiembre de 2020, el número de usuarios llegará 18 mil 121 y las transferencias podrían ser 27 mil 934.

Microempresarios se oponen a las transacciones digitales

Aunque las transacciones digitales poco a poco se convierten en la forma de pago preferida de los consumidores, para los pequeños negocios ubicados en el Centro Histórico, los pagos y cobros electrónicos están lejos de ser una realidad. Los comerciantes prefieren el pago en efectivo, pues de lo contrario, deben pagar entre 2% y 5% de intereses a los bancos por aceptar pago con tarjeta.

“En mi negocio se manejan bajas cantidades de dinero por cada compra, las ventas promedio son de entre 100 y 300 pesos, aunque de repente podrían variar. Pero si a eso yo le pago al banco 2% de comisión por cada cobro que haga con tarjeta, pues no voy a ver ni siquiera mis ganancias completas, prefiero recibir efectivo y manejar por completo mis finanzas, yo sola”, afirma Leticia Ramírez, quien tiene una bonetería en el primer cuadro de la ciudad.

La comerciante asegura que tampoco es muy común que los clientes pregunten por pagos electrónicos: “Aquí todos saben que yo acepto sólo efectivo”, comenta.

Jesús Delgado opina igual. Es dueño de un pequeño local de ropa para mujer en el Centro Histórico y prefiere el efectivo como única forma de pago; él, además de las comisiones bancarias por usar una terminal para cobrar con tarjeta de débito o crédito, prefiere evitar los trámites bancarios.

“Toda mi familia ha sido comerciante y siempre hemos aceptado sólo efectivo, la verdad me cuesta un poco de trabajo todo eso de hacer cobros con terminal, algunos hasta lo hacen con un aparato que se adhiere al celular y está bien, pero yo prefiero lo tradicional, prefiero el efectivo”.

Aunque Jesús reconoce que aceptar sólo efectivo también tiene sus desventajas, por ejemplo, la circulación de billetes falsos, y asegura que “cada quien tiene sus mañas para mantener sus finanzas seguras”.

Caso contrario es el de Christell, artesana que realiza joyería y la vende en un pequeño local del centro. Hasta hace poco ella también aceptaba sólo efectivo, pero debido a la exigencia constante de sus clientes, ahora también acepta pagos con tarjeta.

“Esa es una necesidad cada día más fuerte, en mi negocio un 50% de mis clientes pagan con tarjeta, esa forma de pago es indispensable para mí. Sí pago intereses al banco por usar una terminal, pero creo que vale la pena, porque eso me permite recibir nuevos compradores, como comerciantes debemos actualizarnos en todo eso, además en Querétaro hay muchos turistas, personas que tienen la cultura de pagar todo con sus tarjetas”, dijo.

Según la Asociación de Locatarios Establecidos del Centro Histórico, 60% de los negocios de la zona reciben efectivo como única forma de pago.

Comentarios