“Están bien los costos y hay variedad de artículos”

Padres de familia reconocen que en el evento encuentran mejores precios
Profeco, SEP, Útiles Escolares, Canaco, Profeco, Clases, Papelerías, Colibrí
Asistentes aprovechan las promociones que ofrece la feria de útiles escolares para comprar el material que necesitan sus los estudiantes (ESPECIAL)
29/07/2017
03:18
Marittza Navarro
-A +A

Desde ahora los papás comparan precios para el regreso a clases, una libreta, unas pinturas o los libros para colorear pueden ser la diferencia para que el presupuesto alcance hasta el fin de la quincena.

Karla Guillén acudió a la feria de regreso a clases que organizó la Profeco y Canaco en Querétaro: con lista en mano, va marcando con un plumón fosforescente los materiales que ya compró y con letra pequeña los precios y sitios en donde hay mejores ofertas.

“Estamos buscando precios, ahorita vemos que aquí sí están bastante bien los costos, hay mucha variedad de útiles y nos estamos llevando varias cosas, ya si nos falta algo vamos a tener tiempo para comprar”, comentó.

Junto con su esposo visita cada uno de los estantes para comparar precios y tener todo listo para el regreso que está programado para el próximo 21 de agosto, en el nivel básico, de acuerdo con el calendario 2017-2018 de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Es madre de un menor de seis años que entrará a la primaria “es la primera vez que vengo a la feria y la verdad sí hay buenos precios… Es la primera vez que nos enteramos, tengo un hijo que apenas va a entrar a primero de primaria y necesitamos de todo para que no nos agarren las prisas”, mencionó.

Como padres de un niño de recién ingreso el gasto se eleva más que el promedio, al menos requieren de 4 mil pesos para todo lo que necesitan, desde el uniforme en sus dos usos: deportivo y de diario, en el que se gastan cerca de 2 mil pesos, incluyendo el calzado respectivo.

El costo de la lista de útiles escolares, mochila y lonchera, oscila entre mil y mil 500 pesos; en el caso de la escuela particular implica la inscripción y la colegiaturas.

Otros padres de familia que acuden a la escuela gratuita, saben que eso no es del todo real porque las instituciones exigen la cuota “voluntaria” como requisito para dar el servicio a los estudiantes, que van desde 700 pesos, en el caso del preescolar, y desde 500 pesos en primaria o secundaria.

María Carolina, con una niña que pasó a cuarto de primaria, explica que además de los útiles entregados por el gobierno del estado, deben surtir otros materiales de higiene y para el desarrollo profesional de los mismos maestros.

“En mi caso es un gasto que parece que no para, primero son 500 de cuota; por ejemplo, el año pasado, pagamos 50 pesos para los copias y también debemos pagar el servicio de limpieza del salón, a eso se suman gastos que vayan surgiendo, incluso tenemos que pagar lo que llaman faena, que es la limpieza a toda la escuela.

“Tengo dos hijos y calculamos, al menos, 5 mil pesos porque además de los útiles hay que poner las plumas que usan los maestros, nos piden marcadores de cera que son los que utilizan para calificar, aromatizante de baño que no se usan todos en el año”, explicó.

Más ganancias para los papeleros. La otra parte de la dinámica está en los comerciantes, los papeleros tienen expectativa de mejorar las ventas durante este verano, si bien en los comercios establecidos cuentan con afluencia de clientes a lo largo del año, esta es definitivamente la mejor oportunidad para obtener mayores ganancias.

Aunque reconocen que las grandes cadenas comerciales restan sus posibilidades de tener mejores ventas, por ello requieren mejorar sus servicios, como el uso de terminales para el pago electrónico.

En el caso de Diana, empleada de papelerías Colibrí, afirma que durante los años que han participado en la feria han logrado tener ventas exitosas y es un plus a la cadena de papelerías que tienen en el estado para lograr mejores ingresos.

“Evidentemente esta es la mejor época del año porque se requiere de todo, desde lápices hasta artículos de computación, libros especiales, para forrar las libretas, colores, de todo vendemos, también en esta temporada se hace necesario la contratación de más personas”, dijo.

Al ser una franquicia, aseguró, cuentan con fidelidad de clientes, quienes los prefieren para hacer compras, incluso de oficina.

“La verdad es que sí vendemos todo el año afortunadamente, siempre se necesita algo, y aquí en la feria sí nos compran, la gente viene mucho, hemos estado desde otros años y siempre regresamos porque sí tenemos la oportunidad de vender más”, expresó.

Comentarios