"Ya no se puede detener más la economía", afirma médico del sector laboral en Querétaro | Querétaro

"Ya no se puede detener más la economía", afirma médico del sector laboral en Querétaro

Líder de profesionales médicos detalla cómo la plantilla laboral industrial ha enfrentado la crisis, a dos años de pandemia

"Ya no se puede detener más la economía", afirma médico del sector laboral en Querétaro

"Ya no se puede detener más la economía", afirma médico del sector laboral en Querétaro Foto: Demian Chávez

Entrevistas 28/02/2022 06:47 Laura Banda Actualizada 06:47

A partir de la pandemia de Covid-19, empresas locales se han visto obligadas a contemplar y destinar, en promedio, el  20% del presupuesto operativo anual para abordar el tema de salud, a través de filtros y protocolos de carácter preventivo.

Y es que hay organizaciones que durante la cuarta ola del virus registraron contagios en el 75% de su plantilla laboral, situación reflejada en el número de trámites de incapacidad ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) que, en las últimas semanas de manera individual, plantas reportaron hasta 250 días de permiso laboral.

A dos años de la epidemia por coronavirus, las repercusiones en materia de salud y económicas han sido severas.

gordito_dc_10.jpeg

Sobre el escenario actual de salud y los desafíos que enfrenta la planta productiva, el presidente del Colegio de Profesionistas Médicos de Empresa de Querétaro en Medicina del Trabajo, Heriberto Pérez González Aragón, en entrevista con EL UNIVERSAL Querétaro, de entrada, deja en claro que se necesitan protocolos resilientes y si bien se tiene un par de semanas con disminución en la tasa de contagios al interior de los centros de trabajo, no es tiempo para relajar las medidas.

¿Cómo se encuentra en estos momentos la industria , en materia de Covid-19?

—Ahorita  afortunadamente ya está casi del otro lado la industria; ya han bajado mucho los contagios en las empresas y quienes salieron positivos antes de que empezara a bajar la pandemia ya se empezaron a reincorporar porque los permisos de incapacidad del IMSS, en su mayoría, fueron de siete días.

¿Ya se superó la cuarta ola?

—La cuarta ola ya se quedó atrás, ya estamos en números similares a como estábamos el año pasado, pero siguen las medidas. En 2020 el gobierno federal lanzó los protocolos de la Nueva Normalidad, entonces éstos se siguen manejando y son auditables por el IMSS.

El Covid también deja secuelas, ¿cómo se está registrando esta situación en los centros de trabajo y qué tipo de secuelas se presentan en la clase trabajadora?

—Cuando empezó el Covid en las empresas no se permitió que laboraran personas vulnerables, ya sea con padecimientos como diabetes, hipertensión, trasplantes o mujeres embarazadas, pero la vacuna ayuda mucho y este segmento ha retomado su actividad, sin embargo, estas personas con padecimientos y que se contagian de Covid sí han presentado ciertas secuelas que tienen que ver con afectaciones pulmonares o presión arterial alta.
Sí les ha costado trabajo regresar, no regresan ya al 100%, están con secuelas y es que hay que recordar que el Covid es nuevo, todavía no sabemos qué va a presentar más adelante.

Las secuelas se presentaron sobre todo antes de la vacuna, ya que una vez que se ha dado su aplicación, ya no es tan marcada la afectación pulmonar.  

¿Este tipo de secuelas ha llevado a las empresas a realizar reacomodos?

—Sí, en casos donde el trabajador tarda en regresar porque el Seguro Social lo da de alta, pero no puede trabajar y tiene que regresar al instituto para ser de nueva cuenta valorado, lo incapacitan más tiempo y cuando regresa lo tienen que acomodar en una actividad que no sea tan demandante como la que desempeñaba. Ahorita son pocos los casos que se han presentado. De lo que he visto y he platicado con el colegio, creo que serán entre 5% y 6% [del total de la plantilla laboral contagiada].

Con estos contagios y secuelas de salud y económicas, ¿cómo lo enfrentan las organizaciones?

—En el tema económico ha sido importante no nada más en Querétaro, sino en México y en todos lados. Trabajas o trabajas porque, dicen ‘se muere de Covid o de hambre’, entonces se llegó a un punto donde ya no se podía detener la economía y es que no solo es el tema de incapacidad. Es como un iceberg, nosotros podemos decir ‘nada más 14 días voy a tener fuera a mi trabajador’ y el Seguro Social paga’, pero todo lo que está abajo del iceberg que son tiempos extras, que ya no completaron el pedido, que ya fallaron en la entrega de pedido o la contratación de nuevo personal y su capacitación...  sí son muchas las variables y el impacto que tienen en los negocios.

Durante esta cuarta ola y particularmente en las tres semanas recientes hubo empresas que tuvieron en una semana 250 días de incapacidad. 

En Querétaro hubo empresas que el 75% de su personal se contagió y el impacto en incapacidades resulta mayor.

¿Cuáles son los  retos y desafíos que enfrenta el sector en tiempos del Covid?

—Creo que uno de los principales retos para la industria tiene que ser la educación al trabajador para respetar los protocolos. Es necesario capacitar y hacer consciente al personal de que debe respetar estas medidas.
 Otro de los retos es que las empresas estén conscientes del problema existente y que no se pueden eliminar los protocolos de sanidad de tajo. Necesitamos protocolos resilientes para atacar este problema de salud. 

De igual manera tener un presupuesto asignado para estos gastos que ya se tienen presentes y generar un plan de acción como de continuidad operativa. Actualmente, en promedio, las empresas están destinando el 20% del presupuesto anual al aspecto de salud, aunque hay casos en los que el porcentaje llega a representar el 30%.
 
Además debe haber continuidad del home office para tener menos exposición al virus y la capacitación y actualización constante del personal médico y de enfermería con especialidad laboral para poder dar la respuesta correcta y oportuna.
 
Finalmente, el presidente del colegio del Colegio de Profesionistas Médicos de Empresa de Querétaro en Medicina del Trabajo destacó el esfuerzo que se está dando en las organizaciones grandes, medianas y micro para poder cumplir con los diferentes filtros y evitar contagios de sus colaboradores. 

Comentarios