Se encuentra usted aquí

No vuelve con las manos vacías

Paty Valle, sirena queretana, logra un oro en la justa que finaliza hoy en Lima
No vuelve con las manos vacías
Foto: Especial
01/09/2019
10:01
Danaý Martínez
-A +A

La nadadora queretana, Patricia Valle, concluyó su participación en los Juegos Parapanamericanos de Lima 2019 con una medalla de oro y el récord parapanamericano de los 50 metros pecho en la categoría SB3. Con un tiempo de 1:04.46 mejoró el tiempo establecido en Toronto 2015 de 1:04:79, récord que también había impuesto la queretana.

“Para nosotros como deportistas, un récord panamericano significa muchísimo. Significa muchos meses de trabajo. De verdad valoramos mucho una o dos milésimas. Es a lo que verdaderamente venimos”, afirmó.

Valle participó en 4 pruebas más, los 50 metros libres fue el primer reto de Paty en Lima, pero no logró pasar a las finales y terminó como décimo sexta de la competencia, en los 100 metros libres, la originaria de Cuernavaca, se instaló en el décimo lugar y tampoco tuvo oportunidad de pelear por las medallas. Un golpe complicado para la nadadora se dio el pasado jueves, ya que no pudo competir en los 50 metros mariposa, prueba en la que se adjudicó una de sus 11 medallas paralímpicas y en la que posee el récord mundial, debido a que fue descalificada.

“Me sentí un tanto insegura, porque en una muy buena prueba para mí, en donde ostento el récord mundial, fui descalificada y varios de mis compañeros también, por lo que me puse muy nerviosa. Sin embargo, me sentí tranquila, contenta por este resultado y sé que todavía hay mucho que perfeccionar”, mencionó.

Este sábado finalizó su participación en la prueba de 50 metros dorso, donde finalizó en cuarto lugar, con un tiempo de 1:21:01.

La sirena de 50 años regresó a una justa continental luego de haber anunciado su retiro de las albercas hace un par de años, hecho que no pudo llevar a cabo, ya que el campeonato mundial de para natación estaba pronosticado como su último evento deportivo; sin embargo, el temblor del 2017 impidió que el evento se llevará a cabo en la CDMX, sede de la justa mundial. Valle dedicó la medalla que consiguió en Lima a sus hijas y a su madre, que son quienes la han apoyado en su carrera deportiva.

Comentarios