Joselito Adame triunfa en plaza Santa María | Querétaro

Joselito Adame triunfa en plaza Santa María

Pablo Álvarez Palillo dice adiós en noche espectacular

La ganadería La Punta presentó un castaño de nombre Palillo, de 483 kilos.

La ganadería La Punta presentó un castaño de nombre Palillo, de 483 kilos.

Deportes 27/10/2018 06:29 Danaý Martínez Actualizada 09:22

La despedida de Pablo Álvarez Palillo, empresario dueño de Pal Toro, en la plaza Santa María de Querétaro, fue espectacular. Luego de cinco años al frente de este ruedo, Palillo dijo adiós con un ejemplar que resultó ser su tocayo.

Hasta el corte de edición, Joselito Adame resultó el triunfador de la noche con dos orejas y un rabo, premio que no le agradó en su totalidad al público, ya que, pese a la gran faena y el atinado estoque, el rabo estuvo de más.

promo2_toros_santiago_zendejas_.jpg

 

Santiago Zendejas salió enfundado a la usanza española, le tocó lidiar a Queretano de 491 kilos, de la ganadería La Punta. El rejón de castigo estuvo en buen sitio y el joven rejoneador cautivó con banderillas. Los Forcados Queretanos entraron en acción y consiguieron la pega al tercer intento, Cuyo Montiel hizo muestras de sus grandes dotes como cabo y se llevó la ovación.

Zendejas falló con el rejón de muerte en dos ocasiones y finalmente tuvo que descabellar, se fue en silencio.

El segundo de la noche fue de la ganadería Teófilo Gómez, Fátimino de 505 kilos. El maestro Ponce realizó tandas por derecha, por las cuales fue ovacionado. La faena fue muy aplaudida, pero en el estoque falló y tuvo que descabellar, recibió el primer aviso y fue hasta los cinco intentos que el toro cayó.

La ganadería La Punta presentó un castaño de nombre Palillo, de 483 kilos. El astado salió sin temple, rompió una de las maderas del ruedo y los monosabios tuvieron que contener el percance que no pasó a mayores.

promo2_toros_santiago_zendejas_1_0.jpg

Una excelente faena que comenzó con tandas de estatuarios y finalizó con un estoque perfecto que le valió una vuelta al ruedo y el premio hasta ese momento.

Luisito, de 488 kilos, fue el segundo ejemplar para Zendejas, un toro precioso tipo albahío de la ganadería La Punta. El queretano dio un gran espectáculo con los rejones y las banderillas. Mientras que los Forcados consiguieron la pega en el segundo intento.

De regreso con el matador de a caballo, Santiago Zendejas erró en el rejón de muerte y lo dejó muy trasero, por lo que tuvo que descabellar. El queretano se despidió entre abucheos.

El debut de la familia González será el próximo 30 de noviembre con un cartel de lujo y el regreso del rejoneador Diego Ventura.

 

bft

Comentarios