Insípido triunfo de México ante Trinidad y Tobago

Los goles del partido llegaron en el primer tiempo del encuentro amistoso disputado en Toluca
Insípido triunfo de México ante Trinidad y Tobago
Estadio Nemesio Díez. Foto: Imago 7
03/10/2019
10:07
Édgar Luna Cruz  
-A +A

La clase del 97 tiene a sus alumnos adelantados, los que destacan más allá de los demás y sobre los cuales se recarga este equipo Sub 22 disfrazado de Mayor.

José Juan Macías, Sebastián Córdova y Jesús Ricardo Angulo, son quienes muestran estar un escalón arriba y así se notó en el triunfo de la Selección Nacional Mexicana 2-0 sobre Trinidad y Tobago.

Pocos goles para lo que se hizo en la cancha. En realidad el equipo de Gerardo Martino se conformó con poco, aunque en realidad se vio mejora en lo que respecta al empate a cero contra Japón, de hace algunas semanas en Celaya.

Un juego que se terminó, en lo que a competencia se refiere a los 22 minutos, cuando Macías abrió el marcador en gran jugada individual. Después vino el tanto de Ricardo Angulo a los 29 y ya. No más.

El Tricolor comenzó con ímpetu desmedido, pero no fue hasta la quinta oportunidad de gol, que la concretó y no podía ser otro que José Juan Macías. Él solo se la fabricó, él la robó, él dribló, él se negó a pasar la pelota a sus compañeros y él definió con disparo raso (22’).

Empezó a tocar la pelota por todo el campo, se ingresó al área y le cayó a uno de los Angulos, Jesús Ricardo, quien definió con disparo al poste izquierdo (29’). Después del segundo gol, el partido se convirtió en un tiro al blanco sobre la portería del portero trinitario Phillip Marvin, que aguantó el vendaval armado por Macías, Córdova, Yrizar y Jairo Torres cuando entró.

Además de que debido a la superioridad manifiesta, la “crema”, el toqueteo insulso se presenta. Todos quieren meter gol, todos quieren hacerlo metiéndose hasta la “cocina”.

Eso y las buenas intervenciones del portero rival, hace que el juego a la larga, caiga en más imprecisiones que en llegadas de peligro. Vinieron los cambios, pero los chicos que ingresaron no lograron concretar ni mostrarse.

Trinidad con el amontonamiento que realizó, le cortó las entradas al cuadro de Martino que prefirió cuidar las piernas para verdaderos retos. Todos esperaban un juego así, quizá con más goles, pero al final de cuentas no era para más.

Triunfo de México, triunfo de la Sub 22 disfrazada de Mayor. Los chicos más adelantados alzaron la mano y Gerardo Martino les puso estrellita en la frente, pero no cabe duda que hay que trabajar más, este equipo no debe de ser tan predecible, debe de tener más variantes, más ímpetu. Son el futuro, pero para muchos, el futuro es ahora...

 

Comentarios