Cumplió con la promesa | Querétaro

Cumplió con la promesa

Deportes 30/07/2013 00:26 Actualizada 11:01

[email protected]

Sería después de la fecha 9 del Clausura 2013, luego de dinamitar en tres ocasiones la portería del Cruz Azul, cuando el ídolo azulcrema, Christian Benítez, charló en exclusiva con EL UNIVERSAL.

Amable, aunque ocupado, El Chucho se abrió un espacio entre tantas solicitudes de entrevista, aún después de sonreírle a los patrocinadores y de guardarse su gastado calzado, aunque de gran valor para el artillero. Por eso prefirió asistir descalzo a la entrevista con El Gran Diario de México.

“Sí, la ilusión de uno es siempre marcar muchos goles y, a parte de eso, que el grupo camine y cuando todos andan bien y el equipo también, se consiguen toda clase de títulos. Esperemos al final del certamen que todo sea muy lindo”, dijo en aquella ocasión, optimista y convencido de alcanzar la coronación del equipo amarillo, cuando todavía faltaba un buen tramo para la conclusión del campeonato.

“Siempre me veo campeón, pero para eso hay que trabajar fuerte y hacer las cosas cada día bien. Para ello espero estar muy bien de salud, para alcanzar el objetivo junto con mis compañeros”, añadió después de aquel triunfo ante La Máquina.

“Estoy feliz. Uno cuando marca se siente así, porque a la cancha vas con la intención de anotar y obviamente de ganar. Ahí debes tener la calma de que, si sale, pues muy bien, y si no, estar tranquilo y seguir adelante”, aseguró, al rememorar las anotaciones que le marcó a los Cementeros en ese duelo de temporada regular.

“Sabíamos que Cruz Azul era un gran rival, pero uno en lo personal, y también el grupo, sabíamos que la intención era hacernos respetar en casa y ganar. Uno como delantero, en cada partido, tienes la ilusión de marcar y, gracias a Dios, se logró”, celebró entonces.

Letal frente a las porterías enemigas, Benítez era divertido con sus compañeros. Se comportaba como en familia con ellos y uno de sus amigos entrañables era El Negro Juan Carlos Medina. Sin embargo, llevaba una relación muy especial con Paul Aguilar.

“Todos aquí son muy alegres y tratamos de estar bien. Nos hacemos bromas y creo que el más bromista es Paul Aguilar. Es muy inquieto. De hecho hay que estar viéndolo, en dónde está, porque en cuanto te descuidas te hace algo...”, dijo, aún risueño y pendiente de localizar al referido lateral derecho de las Águilas. “Sí, tratamos de pasarla bien”, compartió el astro.

Al final del camino cumplió. El título es suyo y la inmortalidad... también. Descanse en paz Christian Chucho Benítez.