Se encuentra usted aquí

28/08/2014
01:29
-A +A

Eslovenia acude al Mundial con muchas ambiciones de medalla mermadas por la ausencia del jugador del Barcelona Erazem Lorbek y por las dudas sobre el estado físico de la gran estrella del equipo, Goran Dragic.

Lorbek, lesionado de la rodilla, deja a Eslovenia casi sin opciones para cubrir la posición de centro.

El seleccionador Jure Zdovc, que logró el cuarto puesto en el Eurobasket de 2009, llega al Mundial con ganas de más triunfos.

La figura clave en la pintura es, por ahora, Jure Balazic, que carece de calidad.

La buena nueva es que Dragic se ha recuperado de una lesión, pero acaba de incorporarse a los entrenamientos y siempre bajo el programa del médico de los Soles de Phoenix.

Los eslovenos son ágiles en el ataque y aspiran a meterse a segunda ronda.