El ‘gallinero’ no para producción

28/03/2014
01:01
-A +A

Hoy en día, prácticamente nada puede darse por sentado en cuanto al futuro del Querétaro FC se refiere. Sin embargo, eso no afecta que a nivel de fuerzas básicas se continúe trabajando a largo plazo, según lo expresó el director técnico del equipo Sub-20, José Luis González China.

“A nosotros, hasta ahorita no nos han dicho nada, el equipo sigue trabajando igual, nosotros seguimos trabajando en la mejor formación del joven, que muy pronto se va a incorporar al primer equipo, porque es parte de su proceso”, comentó el entrenador a EL UNIVERSAL Querétaro.

“Todo depende también del entrenador que esté, en este caso es Nacho Ambriz. Si es él, tendrá que decidir si alguno que cumpla con el nivel que él necesita para incorporarlo al equipo, pero hasta ahorita, las fuerzas básicas siguen trabajando de la misma manera, pensando en los objetivos trazados”.

Con los ojos del medio futbolístico nacional enfocados al primer equipo de Gallos Blancos por sus problemas administrativos, la labor del timonel de categorías inferiores en trabajar el aspecto mental de los jóvenes, que atraviesan por la misma situación pero sin tantos reflectores, resulta fundamental.

“No es fácil, pero platicando, tratando de que hagan consciencia de que es una situación que no es normal, que desgraciadamente nos pasó a nosotros y que esperemos que se solucione los más rápido posible”.

“El joven tendrá que entender que a veces, en Primera División y en algunos equipos sucede esto, pero no es nada ajeno, ya muchas veces se ha presentado. Aquí lo que hay que entender es que el joven se tiene que preparar bien para que sea un jugador que llegue con muchos argumentos y tenga la posibilidad de si no está en un equipo estar en otro”.

El estratega fue enfático al opinar que en situaciones como la que se vive en Gallos Blancos, el jugador de fuerzas básicas tiene una gran oportunidad de hacerse fuerte ante la adversidad, al tiempo que se dijo confiado en que todo se resolverá de manera favorable en un futuro cercano.

En el aspecto deportivo, el representativo del club queretano en la categoría Sub-20, no está teniendo un buen torneo. De hecho está colocado en la penúltima posición con apenas nueve puntos, uno más que Toluca, pero ocho menos que el octavo lugar, Tijuana, y 17 menos que el líder, León.

Generalmente, los equipos de esa categoría se convierten en parte en un laboratorio para probar y darle minutos a jugadores que por alguna razón no pueden tenerlos en el primer equipo; sin embargo, en el caso de Gallos Blancos esta temporada ese factor se ha multiplicado, lo que se añade al cambio generacional tras el que está jugando con una base de elementos de 18 y 19 años.

“Sobre todo estas últimas fechas nos han dejado trabajar así. No es fácil, porque parte de este torneo y el torneo pasado entrenábamos con un equipo y jugábamos con otro. Esa es la dificultad, que sabíamos que podía pasar porque la Sub-20 también sirve para eso”.

Comentó que por momentos “no había la coordinación que tenía que haber, lo que se trabaja acá, aunque tratamos de trabajar lo mismo que el primer equipo veces no es lo mismo, entonces sí nos afectó un poquito”.

Aceptó que es difícil calificar su trabajo, tomando en cuenta que los resultados no pueden ser un parámetro definitivo por lo ya mencionado, por lo que lo importante es la formación de jugadores.

“Hemos hablado con Agustín Morales, que es el encargado de Fuerzas Básicas, con Mariano Varela [director deportivo] y Adolfo Ríos [presidente], que el objetivo principal es formar a los jugadores que tengan la posibilidad de incorporarse al primer equipo, que lleguen con argumentos sólidos, con buenas bases para que les cueste menos esa incrustación”, explicó.