21 / septiembre / 2021 | 21:48 hrs.

América tiene su casa embrujada

Deportes 27/10/2015 03:42 Actualizada 10:02

Jugar en las fauces del ‘Monstruo de las 100 Mil Cabezas’ ha dejado de ser divertido para los integrantes del América, quienes ahora son atemorizados por ese sonoro rugido que antes los motivaba.

Con tres cotejos por disputar en la fase regular del Apertura 2015, las Águilas son terceras de la clasificación, posición que deben —en gran parte— a su desempeño fuera de casa, porque en el Estadio Azteca suman más derrotas (cuatro) que victorias (tres).

Balance inadmisible para un club denominado ‘grande’ y con genuinas pretensiones de dar la vuelta olímpica, por lo que Osvaldo Martínez revela cierta inquietud entre los dirigidos por Ignacio Ambriz.

“Nos ha costado bastante [jugar como locales], perdimos puntos muy importantes en casa y tendría que ser al contrario: hacernos fuertes en el Azteca”, admite el volante paraguayo, naturalizado mexicano. “Lo tenemos que hablar, para saber que estamos haciendo mal”.

Los nueve puntos que ha logrado en el ‘Coloso de Santa Úrsula’ colocan al América como el octavo peor local en el certamen. De los equipos que actualmente ocupan sitios de Liguilla, es el que tiene los números más malos en su estadio.

Comportamiento poco habitual en un conjunto que suele hacer de su cancha un territorio prácticamente inexpugnable.

Le queda un partido en casa (sábado 21 de noviembre ante los Pumas). Si cae, finalizará la etapa regular con cinco reveses como local. No sufre tantos desde el Clausura 2008, cuando sucumbió en seis de nueve (dos victorias y un empate).

Finalizó aquel torneo en el sótano general, con sólo 11 unidades.

Eso explica la relevancia extra que tendrá el choque con los actuales líderes, aunque Osvaldito no olvida que antes deberán sortear dos salidas bastante difíciles.

“Sabemos que van a ser partidos muy complicados, tanto en Toluca como en Monterrey, pero si queremos aspirar a la Liguilla hay que sacar los puntos”, sentencia. “Tenemos que trabajar durante la semana, corregir los errores, estar tranquilos, sabiendo que faltan tres partidos y que podemos aspirar a conseguir la clasificación”.

Temas Relacionados
américa tiene su casa embrujada