22 / septiembre / 2021 | 09:08 hrs.

La clasificación de F1, hasta hoy

Deportes 25/10/2015 01:59 Actualizada 02:15

Austin.— La clasificación del Gran Premio de Fórmula Uno de Estados Unidos fue postergada para hoy, debido a la fuerte tormenta que azotó durante toda la jornada al circuito de Austin.

Tras cinco postergaciones parciales como consecuencia de las intensas lluvias y vientos, las autoridades decidieron finalmente pasar para este domingo la clasificación, que se realizará si el clima lo permite a las nueve horas, cinco horas antes del comienzo de la decimosexta carrera del campeonato.

El mal clima, consecuencia del potente huracán ‘Patricia’ que azotó al vecino México, alteró por completo la actividad en el circuito texano y obligó a los pilotos y equipos a tener extrema paciencia.

Los corredores tuvieron que aguardar largas horas en boxes, aunque algunos aprovecharon para distenderse en familia. Tal fue el caso del español Carlos Sainz y el holandés Max Verstappen, quienes permitieron a sus padres, los ex pilotos Carlos Sainz y Jos Verstappen, probar entre risas sus Toro Rosso.

El español Fernando Alonso, mientras tanto, se dedicaba a tuitear, y en esa red se mostró confiado en que el mal clima aumentará las posibilidades de su alicaído McLaren. “Hoy o mañana o cuando sea, pero creo que podemos ser muy competitivos en lluvia”, señaló.

La clasificación, prevista originalmente a las 13:00 horas, fue suspendida por media hora debido al aguacero que caía sobre la pista. Sin embargo, el clima no mejoró y obligó a postergar en otras cuatro ocasiones el comienzo, hasta que finalmente las autoridades determinaron que iba a ser imposible volver a salir a la pista.

Por la mañana, cuando la tormenta no era tan intensa, los pilotos pudieron rodar durante una hora.

Bajo la lluvia y casi sin público en el Circuito de las Américas, el británico Lewis Hamilton consiguió el mejor tiempo con su Mercedes. El alemán Sebastian Vettel, escolta del campeonato, fue unas 863 milésimas más lento con su Ferrari, que hoy deberá largar con retraso de diez posiciones tras realizar el quinto cambio de motor del año.

Según el reglamento, de no poder realizarse la clasificación, los puestos de largada serán determinados con base a los resultados obtenidos en el último entrenamiento. Es decir, Hamilton lograría la pole y quedaría en inmejorable posición para alzarse con el título.